Economía | Empresas

Landaluce (Puerto de Algeciras): "Nos preocupa que el precio de los fletes dañe el comercio exterior"

Gerardo Landaluce, presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras.

Gerardo Landaluce, presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras. El Independiente

El Puerto de Algeciras se sitúa en un enclave estratégico del tráfico mundial de mercancías. Por sus terminales de contendores pasan diariamente miles de toneladas de productos. En medio de la crisis que azota al comercio mundial, el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, asegura que la normalidad reina en la operativa de las instalaciones que dirige. Sin embargo, reconoce que el alto precio de los fletes de contenedores puede tener un impacto muy negativo en las exportaciones e importaciones españolas, como ya están notando muchas compañías.

Vemos que los puertos Chinos aún no están al 100% de su capacidad, hay colas de barcos en los puertos de la costa oeste de Estados Unidos. ¿Cómo está la situación aquí?

Nuestra operativa está normalizada y no tenemos situaciones de congestión. Tampoco hay una situación a corto o medio plazo que así lo atisbe. No hay anunciados saltos de puerto y la problemática está más localizada en entornos como el comercio transpacífico.

¿A qué se debe ese desajuste en las cadenas del tráfico marítimo de mercancías?

Principalmente está motivado porque ha habido un crecimiento importantísimo de la demanda de bienes en Estados Unidos en un plazo muy corto de tiempo. Eso ha producido un desacople entre la demanda -que es flexible- y la oferta de transporte marítimo -que es más rígida-.

Pero algunos puertos de Europa también se han visto afectados por esta congestión.

Es cierto que en Europa se ha visto también alguna situación en algún puerto del norte, pero el tirón de la demanda no ha sido tan alta como en Estados Unidos. Estamos hablando de crecimientos de un dígito, en torno a un 8%.

En cualquier caso, estamos viendo que faltan determinados productos o que tardan más en llegar.

Aquí en los puertos del sur, en los puertos españoles y en el puerto de Algeciras tenemos normalidad en la operativa portuaria. Pero eso no significa que no haya desabastecimiento de ciertos productos. Hay una serie de variables que crean una tormenta perfecta, pero no es solamente achacable al transporte marítimo o a la logística, sino que hay un desajuste entre la demanda y la producción, especialmente en China.

Entiendo que no es el único factor…

No. A ello se suma la falta de ciertas materias primas, la subida del coste de la energía o las limitaciones que está adoptando el propio Gobierno chino. Además, cuando se da algún contagio de Covid-19, se toman decisiones muy drásticas. Hace unas semanas vimos cómo afecta al puerto de Ningbó, desde donde sale buena parte de la producción de China.

¿Y aunque aquí se esté operando con normalidad, creen que puede haber algún efecto rebote que acabe afectando a los puertos españoles?

Cuando hay ineficiencias, es como las olas, que al final te acaban tocando. Pero al igual que cuando se produjo el accidente en el Canal de Suez, ahora estamos pendientes, pero prudentemente tranquilos en términos de operatividad.

¿Por qué ha subido tanto el precio de los fletes?

Yo diría que hay dos razones principales. La primera, es resultado del desajuste entre oferta y demanda que hemos comentado antes. Eso responde a causas coyunturales provocadas por la pandemia. Pero tenemos que analizar también cuestiones más estructurales; es decir, de dónde venimos. En las últimas dos décadas, las líneas marítimas han tenido situaciones difíciles. Hace unos años teníamos 25 compañías a nivel internacional y eso se ha ido reduciendo de una forma muy importante. En la actualidad apenas tenemos 10 que operan en base a tres grandes alianzas. Si se conjuga todo, tenemos la explicación de por qué han subido tanto los fletes.

¿Cuándo podemos esperar que esos precios bajen y la situación se normalice un poco? ¿Cómo puede afectar que la situación se alargue?

Bien es verdad que, dentro de que hay precios altos, la situación es más estable. Pero va a llevar tiempo. Además, hemos estado viviendo la peor época porque tenemos el pico de consumo de fin de año asociado a las navidades. En cualquier caso, el incremento de los precios de los fletes es muy preocupante. Al final, alguien tiene que pagar esa subida del precio de los fletes y supone pérdida de competitividad especialmente para el comercio exterior. Y esa parte nos preocupa mucho y que tenga influencia negativa en lo que es la importación y exportación.

El tema de los derechos de emisión de CO2 tampoco ayuda, ¿no?

Pues ahora mismo se está analizando en Bruselas el sistema que se aplica al sector aeronáutico desde hace un tiempo y se está planteando llevarlo al transporte marítimo. Nosotros todo lo que son las iniciativas medioambientales las apoyamos. Pero es importante que todo se analice muy bien para evitar distorsiones del mercado y efectos de desvío de tráficos a otros puertos no europeos como Tanger Med, Nador West Med, puertos turcos o los del entorno del Canal de Suez. Se puede crear un gran perjuicio desde el punto de vista económico para los puertos del sur de Europa.

¿Han notado un incrementado la demanda de contenedores por la campaña navideña?

Nosotros venimos manteniendo los mismos tráficos que al cierre del año pasado. Aunque en los tráficos de larga distancia, más asociados al contenedor, sí hemos visto una cierta subida en lo que es la importación y exportación.

Te puede interesar

Comentar ()