Economía

BBVA justifica la OPA a Garanti por su rentabilidad pese a la inestabilidad turca

No hay rueda de prensa del consejero delegado de BBVA, Onur Genç, en la que no reciba una pregunta en relación a los riesgos que supone Turquía para el banco. Genç siempre responde tranquilo, sonriente, y este lunes ha demostrado que además de no ser una preocupación para la entidad, el país tiene un peso importante en la estrategia del banco.

Tanto es así que ha lanzado una oferta pública de adquisición por el 51,15% de su filial turca, Garanti, que todavía no posee. La oferta es de 12,20 euros por acción, un total de 2.249 millones de euros en efectivo si todos los accionistas venden sus acciones.

“Somos conscientes de lo que ha ido pasando con la lira, lo hemos sufrido en la devaluación de nuestra inversión, pero conocemos el activo, lo hemos tenido durante una década. Si vemos el retorno en la inversión, en capital y las diferentes métricas, son atractivas”, explicaba este lunes el presidente de BBVA, Carlos Torres.

En el último año, la lira turca se ha depreciado un 20%. Según CaixaBank Research es la segunda divisa emergente que más ha sufrido después del peso argentino. “Teniendo en cuenta el efecto de la depreciación de la lira turca en el período, los resultados
generados por Turquía, se incrementaron un 16,1%”, recogía BBVA en su informe financiero correspondiente al tercer trimestre.

No obstante, el banco defiende su apuesta por la entidad turca que de completarse tendrá el mismo precio por el que negociaba la fusión con Banco Sabadell. “Si miras el impacto casi inmediato, estamos hablando de un incremento del beneficio por acción de un 13,7%, que se traduce en un incremento del dividendo en el mismo porcentaje si se mantiene el mismo payout”, explicó Torres a los analistas.

Hasta la fecha, BBVA solo podía incluir en su ratio de capital el 70% del capital aportado por los minoritarios de Garanti BBVA, por normativa. De completarse la operación, el banco podría “optimizar los ratios de solvencia”, ya que podría contabilizar la totalidad de los beneficios de la filial. Todo esto si la operación sale adelante en su totalidad. Teniendo esto en cuenta, el banco calcula que el impacto máximo en el ratio de capital sea de unos 1.400 millones de euros (equivalentes a -46 puntos básicos) frente a la cuantía máxima que pagará BBVA de unos 2.200 millones de euros, asumiendo, de nuevo que todos los accionistas de Garanti BBVA aceptan la oferta.

Potencial de Turquía

Además, BBVA subraya el potencial que tiene la economía turca, pese a su inestabilidad en el corto plazo. En esta línea, las perspectivas macroeconómicas así como los datos demográficos justifican el interés del banco español por controlar la totalidad de Garanti. En la presentación para analistas, la entidad señala “los fuertes lazos comerciales con Europa”, así como el alto potencial de bancarización como dos fortalezas del mercado turco.

“ Turquía tiene cerca de 84 millones de habitantes, con una edad media de 32 años. BBVA Research estima que el PIB de Turquía tiene un crecimiento potencial de un 3,5% por año. Es un socio comercial relevante para Europa: un 56% de las exportaciones turcas en 2020 tuvieron como destino el viejo continente. Y el margen para crecer en el negocio bancario es muy elevado: el endeudamiento de las familias supone un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea”, resume el banco.

En cuanto a Garanti, es el principal banco privado del país y el mayor por capitalización bursátil. A septiembre de 2021, tiene 21.651 empleados, 5.535 cajeros automáticos y 1.007 oficinas.

Te puede interesar

Comentar ()