Economía

España recibirá este año 5.000 millones menos de fondos europeos de lo esperado

La cantidad pendiente podría aumentar, puesto que hoy por hoy solo han llegado 9.000 y Hacienda no confirma que en los 10 días que quedan de año vayan a recibirse los 10.000 pendientes

María Jesús Montero y Nadia Calviño, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. EFE

Los presupuestos generales del Estado de 2021 incluían el adelanto de 27.000 millones de euros provenientes de los fondos europeos, 24.000 del programa Next Generation EU para la recuperación del continente tras la pandemia y 2.400 del React-EU, otro fondo para la cohesión y los territorios. Es la cifra que el Gobierno mantuvo que recibiría en todas sus estimaciones y pronósticos hasta hace unos meses.

Pero finalmente está previsto que la cifra a recibir este año de los fondos para la recuperación quedará en 19.000 millones, y eso solo si en las próximas semanas se recibe el primer paquete que ya ha autorizado la Comisión Europea, de 10.000 millones. Hasta ahora España solo ha recibido una partida, bautizada como anticipo, de 9.000 millones, y en Hacienda no confirman que los 10.000 millones restantes vayan a llegar en los 10 días que quedan de año.

De no hacerlo a tiempo, España recibiría en total 15.000 millones de euros menos de los fondos asignados al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que esperaba para este año, aunque previsiblemente el dinero llegaría poco después de que arrancase 2022. Son cifras que incluso han impactado en las previsiones de crecimiento económico que las instituciones tenían sobre el país, ya que el retraso en los fondos va a llevar a que la nación avance menos de lo que se pronosticaba.

De esos 27.000 millones inicialmente proyectados -de nuevo, entre fondos Next Generation y React-, 21,1 millones estaba previsto que se dirigiesen a la industria y energía; 17,8 millones, a investigación y desarrollo y digitalización; 17,6 millones, a infraestructuras y ecosistemas resilientes; 11,1, a sanidad; 6,8, a educación, y 6,3, a vivienda y edificación. Asimismo, 4,8 estaban destinados a comercio, turismo y pymes; 4,5, a fomento del empleo; 4,4, a servicios sociales y promoción social; 1,7, a otras actuaciones en el terreno de la economía; 1,5 a agricultura, pesca y alimentación y 2,5 a otros fines.

Esa cifra se incluyó en los presupuestos, aunque entonces se desconocía si los fondos llegarían a tiempo y los países tampoco habían aprobado el programa que autorizaría a la Comisión a endeudarse y repartir el dinero. Y así, finalmente la real quedará como mínimo 5.000 millones por debajo de lo esperado, la diferencia entre los 24.000 presupuestados de Next Generation y los 19.000 que por ahora se espera ingresar en este ejercicio.

Aunque el primer pago aún está pendiente de recepción, en este caso España tiene la tranquilidad de que ya ha cumplido -lo hizo durante la pandemia- con las reformas correspondientes a ese tramo. Algunas de esas fueron la ley de cambio climático, las subvenciones a la compra del coche eléctrico, el plan de impulso a la formación profesional o la tasa Google.

Pero el segundo comprende reformas más complicadas, como la de la legislación laboral que vertebra el país y que está negociándose actualmente entre el Gobierno, los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones de empresarios CEOE y Cepyme. El compromiso del Ejecutivo es haberla aprobado y publicado en el BOE antes del 31 de diciembre.

En qué estado se encuentra el plan

El fondo Next Generation EU es el creado por los países europeos para impulsar la salida de la crisis del Covid del continente. En total, a España le corresponden 70.000 millones no reembolsables -es decir, que no tendrá que devolver, ni tampoco que pagar intereses por ellos- a gastar en cuatro años y que la UE entregará en siete pagos, uno por semestre, sin contar con la prefinanciación de 9.000 millones que ya llegó este verano.

Además, hay otros 80.000 millones que de los que el Gobierno español puede disponer, aunque no los ha solicitado aún, en concepto de créditos. La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseguró este lunes en el Congreso que el país incluirá en los presupuestos de 2023 parte de esos préstamos que solicitará a la UE el próximo año.

Por otro lado, y según datos que facilitó el Ministerio de Hacienda y Función Pública este lunes, de los 24.000 millones de los fondos Next Generation a recibir en 2021, el Gobierno ha autorizado 19.013 millones, el 78,6% del total, y ha comprometido 17.228 millones, el 71,2%.

Cuando el Ejecutivo habla de dinero comprometido hace referencia a que ya ha adjudicado el contrato a una empresa o ha concedido una subvención, es decir, un dinero ya destinado a un proyecto concreto aunque todavía, posiblemente, no se haya enviado esa cantidad al completo. En esa misma línea, comunicó que son 11.247 millones la cantidad de la que ya disponen las comunidades, distribuidos en las conferencias sectoriales.

La recepción de estos fondos europeos está condicionada a que el Gobierno cumpla con una serie de hitos y objetivos que ya ha pactado con la Comisión, que garantiza que se están llevando a cabo las reformas e inversiones exigidas. Así, la Comisión realizará un examen semestral de las reformas e inversiones. De no cumplirse, podría bloquearse el dinero que queda por recibir, aunque no está claro qué pasaría exactamente si se incumple una parte concreta.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar