Economía

Mujer, joven y con contrato temporal en el campo, la más beneficiada del nuevo SMI

El Gobierno pactó ayer con los sindicatos subir el salario mínimo hasta los 1.000 euros al mes, medida que tendrá efectos desde el pasado 1 de enero

Un agricultor recolecta 'calçots’ en una plantación de Maspujols, Tarragona.

Un agricultor recolecta 'calçots’ en una plantación de Maspujols, Tarragona. Fabián Acidres / Europa Press

El Gobierno acordó este martes con los sindicatos CCOO y UGT subir el salario mínimo a 1.000 euros al mes en 14 pagas, es decir, a 14.000 euros anuales. Actualmente está en los 965 euros mensuales, 13.510 anuales, tras el anterior aumento que tuvo lugar en septiembre. El incremento tendrá efectos desde el pasado 1 de enero una vez lo apruebe el Consejo de Ministros -el próximo día 22- y beneficiará a todos los trabajadores que hoy reciben el sueldo más bajo que permite la ley para una jornada completa.

Yolanda Díaz ha defendido que esta medida es «la mejor herramienta para combatir la pobreza laboral» y ha remarcado que durante el mandato de Mariano Rajoy el salario mínimo era de 700 euros al mes. También ha defendido que subir el SMI tiene un efecto «muy positivo para la economía de nuestro país», sobre todo en «jóvenes y mujeres».

Pero, ¿quiénes cobran el salario mínimo en España? El Ministerio de Trabajo no cuenta con estadísticas de receptores del SMI, pero un estudio del Gabinete Económico de CCOO sí apunta a que el principal beneficiario será una mujer joven, menor de 34 años y que cuenta con un contrato temporal en el sector de la agricultura o en el sector servicios.

En total, unas 1,8 millones de personas según CCOO -2 millones según Trabajo-, es decir, alrededor del 11% de los trabajadores se verán afectados. El estudio del sindicato, que se basa en los datos de salarios de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019 -puesto que consideran que reflejan más fielmente la situación laboral del país que la muestra de 2020-, señala también que del total de beneficiarios, 1,5 millones trabajan a tiempo completo y 290.000 a tiempo parcial.

El 30% de los menores de 25 años cobran el salario mínimo

Los datos muestran que los jóvenes serán los principales beneficiados de la subida del SMI de todos los asalariados a tiempo completo: de quienes tienen 16 y 24 años, un tercio lo cobran. Entre 25 y 34 años, la incidencia también es elevada, ya que el 15% cobran el SMI, porcentaje que va reduciéndose al 9% entre 35 y 44 años y entre 45 y 55 años, y al 7% entre 55 años y la jubilación.

Pero sobre todo repercutirá en más mujeres que hombres, porque el 14% de las trabajadoras españolas cobran el SMI, frente al 8% de los hombres. Es decir, que del total de beneficiarios, el 55% son mujeres. Por eso, CCOO recalca que este aumento del SMI ayudará a cerrar la brecha salarial de género, la diferencia entre el sueldo por hora trabajada entre los trabajadores y las trabajadores del país.

Los trabajadores de la agricultura resultarán los más beneficiados, según apunta el estudio por sectores, ya que el 40% de los trabajadores del campo que tienen contratos a jornada completa cobran el SMI. En contraposición, solo el 5% de los de la industria perciben un sueldo tan bajo, y el 4% de la construcción. Del sector servicios, el 11% percibe el salario mínimo.

Además, los datos muestran que el 20% de los trabajadores temporales cobran el SMI, frente al 8% de los indefinidos.

«No es verdad que subir el SMI destruya empleo»

El informe de CCOO asimismo resalta que el salario mínimo no destruye empleo, como han defendido en rueda de prensa Yolanda Díaz y los secretarios generales de CCOO y de UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.

«Es empíricamente demostrable que no es verdad que el incremento del SMI destruya empleo en nuestro país», ha asegurado Sordo. «Si esto no queda claro… ya no estamos hablando de datos, estamos hablando de teología y de fe», ha expresado, haciendo referencia a los buenos datos de empleo actuales.

«No hay ningún dato que permita corroborar lo que se está diciendo [que subir el SMI destruye empleo, como argumentan los empresarios y en primavera defendió el Banco de España]. Es ciencia ficción», ha asegurado Díaz, recalcado que España está en cifras récord de afiliados en el sector agrario, con 840.000 ocupados, 14.500 personas más que en 2018, a pesar de que desde entonces se ha subido el SMI un 35%.

A la vez ha destacado el récord de autónomos afiliados, 84.000 más frente a 2018, de nuevo, pese a la subida del SMI. «Los datos hablan por sí solos», ha remarcado. Este mismo martes, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, aseguró que el incremento del salario mínimo hará «un daño terrible» a los autónomos, aunque no dio cifras de cuántos podrían verse perjudicados.

Por su parte el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha insistido en la misma idea: «El SMI no destruye empleo, solo lo destruye en la mente de alguien que quiere reiteradamente instalar este elemento. Todos los datos que tenemos dicen que al contrario, que es un elemento para activar la economía».

Te puede interesar

Comentar ()