Economía | Empresas

Orange España recorta sus ingresos casi un 5% a pesar de ganar clientes

Primeros resultados trimestrales tras sus negociaciones con MásMóvil para fusionarse

Tienda de la compañía telefónica Orange.

Tienda de la compañía telefónica Orange. EP

Orange escenifica la necesidad que tienen las operadoras españolas para acometer operaciones de fusiones. La compañía ha anunciado este martes los resultados pertenecientes al primer trimestre de 2022 y lo hace con un recorte en los ingresos del 4,6% respecto al mismo período del año pasado. En concreto, la compañía ha obtenido un total de 1.132 millones de euros en la facturación.

Esta facturación la ha hecho a pesar de tener más clientes, evidenciando el gran problema de las empresas de telecomunicaciones en España: muchos clientes, pero poco retorno por ellos. Según ha explicado Orange, su cartera total, que crece un 2,8% respecto a marzo de 2021, hasta 20.505.000 clientes, de los que 16.483.000 son usuarios de servicios móviles y 4.022.000 de banda ancha fija. De hecho, el ratio entre rentabilidad y cliente desciende en Orange en un 0,3% respecto al mismo período del año anterior.

En este sentido, la compañía ha recordado que España es un mercado muy complejo y que sus cifras están condicionadas por «la fuerte competencia» que existe entre operadoras de nuestro país.

Cabe recordar que estos resultados son los primeros tras el anuncio de conversaciones para fusionarse con Orange, ya que ambas operadoras preparan una joint venture para crear la segunda compañía española más importante de España. En este sentido, la compañía ha defendido la apuesta por el nuevo movimiento corporativo y en sus resultados la directiva indica que «esta operación supondría la creación de un actor sostenible con la capacidad inversora, las infraestructuras y la ventaja competitiva necesarias para su desarrollo futuro y en beneficio de los consumidores y de las empresas en España».

Orange tampoco ha podido mejorar las cifras en la base de datos de clientes convergentes y se anota una pérdida neta de 10.000 contratos y durante el primer trimestre, tal y como adelantó este periódico, sufrió una marcha de 56.000 líneas móviles de enero a marzo. Por otra parte, la venta de dispositivos y teléfonos móviles se redujo en un 3%.

Una de las grandes noticias para la compañía es el crecimiento orgánico que ha obtenido en fibra óptica y en el negocio de telefonía fija. Orange ha sumado 21.100 altas netas en el último trimestre (123.000 más respecto al año pasado) en contratos fijos. Así, la operadora tiene ya un total de de 3.528.000 clientes, un 3,6% más que en el mismo periodo del pasado año.

Con todo, el segmento minorista ha reportado 785 millones de euros al operador francés, un 4% menos mientras que el mayorista ha cedido un 8,2% hasta los 197 millones de euros

Te puede interesar

Comentar ()