Economía | Empresas

Competencia abronca a Renfe por falta de transparencia en el alquiler de locomotoras

La CNMC ha impuesto a su filial de alquiler de material la obligación de publicar al final de cada año la previsión de las locomotoras de mercancías que pondrá en alquiler durante, al menos, el siguiente ejercicio

Locomotora de Renfe Mercancías.

Locomotora de Renfe Mercancías. Renfe

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) exige a Renfe una mejora en la transparencia del alquiler de locomotoras de mercancías a sus rivales privados. El órgano que preside Cani Fernández ha emitido una resolución en la que pide a la compañía pública que haga público antes del 31 de diciembre de cada año el número de locomotoras que podrá poner en alquiler en el siguiente ejercicio.

En concreto, reclama que la filial de Mercancías del Grupo traslade su previsión a la filial de Alquiler de Material Ferroviario, para que esta pueda poner a disposición del resto de operadores la información. Según la CNMC, el alquiler de locomotoras de Renfe «resulta esencial para que estas compañías puedan ejercer su actividad», pues además del material propio, desplazan sus trenes con material arrendado principalmente de las series 333.3 (diésel) y 253 (eléctrica).

La resolución emitida por la Sala de la Supervisión Regulatoria remarca que el nuevo procedimiento de alquiler de locomotoras puesto en marcha hace un año «ha sido ineficiente». Y además reconoce que la operadora presidida por Isaías Táboas «tiene incentivos» para no desvelar con suficiente antelación sus planes de enajenación de las máquinas de tracción.

Además, remarca que la compañía pública «tiene incentivos a limitar la transparencia sobre la disponibilidad de material rodante por su potencial impacto en la predisposición de las empresas ferroviarias a pujar por su alquiler». En este sentido, dice que la escasez de locomotoras y la incertidumbre sobre el momento en el que Renfe Alquiler las pone en el mercado ha supuesto que, en muchas ocasiones, «las locomotoras se asignaran por sorteo y a un precio superior».

El organismo dice que de las ocho locomotoras asignadas en los procedimientos celebrados en mayo, junio y noviembre de 2021, siete lo fueron mediante sorteo, y cinco a un precio un 20% más caro que el precio resultante del mecanismo de asignación anterior.

Según recoge uno de los puntos de la resolución, Renfe Mercancías alega que la inestabilidad y la volatilidad actual del mercado, marcado por los efectos de la guerra de Ucrania, el aumento de precios de materias primas y de los fletes o la escasez de semiconductores y la pandemia, imposibilita la toma de decisiones sobre el material rodante excedentario susceptible de ser vendido, y por tanto la puesta a disposición de la información, con la antelación requerida.

Aumento de la oferta

Pero la CNMC no da su brazo a torcer y también exige que cualquier modificación de los planes anunciados por la compañía pública en materia de alquiler de locomotoras de mercancías sea trasladado al organismo y se publique en la página web de la empresa. El organismo cree «deseable el aumento de la oferta de alquiler y que las locomotoras se pongan a disposición de las empresas con transparencia y se anuncie con antelación suficiente» para dar cumplimiento a lo que recoge la Ley del Sector Ferroviario.

La vigencia de la medida impuesta por el supervisor se extenderá hasta 2025, cuando estudiará de nuevo el escenario. El pronunciamiento llega después de las quejas de algunas operadoras y de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP). Esta última impugnó el nuevo sistema, alegando que los precios no eran objetivos ni estaban orientados a los costes y no respondían al valor residual de las locomotoras.

La CNMC expresa su temor a que el problema se agrave con el paso del tiempo y ponga en riesgo la estrategia del Gobierno para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril. El Ejecutivo pretende llegar a la cuota del 10% en 2030 mediante diversas medidas de estímulo.

Te puede interesar

Comentar ()