Economía | Empresas

La fiebre de las reformas en España dispara a cifras récord la venta de herramientas de Bosch

El gigante alemán registra cifras históricas tanto el segmento de bricolaje como en el de construcción profesional

Dos albañiles preparan una mezcla de cemento.

Dos albañiles preparan una mezcla de cemento. EP

Atornilladores, taladros, lijadoras, sierras de calar… Bosch asegura haber logrado la cifra de ventas de herramientas más alta de su historia en España. El gigante alemán ha hecho el agosto con la fiebre de las reformas en casa que trajo consigo la pandemia. La facturación de esta línea de negocio ha alcanzado niveles nunca antes vistos tanto en el segmento del bricolaje como en el ámbito profesional.

Así lo ponía de manifiesto este jueves Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal, durante la presentación de resultados de 2021. Un ejercicio en el que la compañía cerró con unas ventas de 2.280 millones de euros, un 3% más que el año anterior.

En un contexto marcado por la escasez de semiconductores y el alza en el precio de las materias primas, la compañía ya da por hecho que 2022 «no será tan positivo» como esperaban inicialmente debido a la actual coyuntura geopolítica. «En este entorno de conflicto en Ucrania, crisis de materias primas, de covid en Shangái con 7.000 barcos varados, consideramos que 2023 será complicado», remarcaba González Pareja.

Estudia entrar en el Perte de los chips

El grupo alemán baraja presentar una propuesta para participar en el Proyecto Estratégico (PERTE) de los microchips aprobado este martes por el Gobierno. Dotado con 12.250 millones de euros de inversión pública hasta 2027, la intención de atraer a España la fabricación y desarrollo de semiconductores.

El problema es que Bosch ya ha invertido recientemente 1.000 millones de euros en una fábrica de chips en la localidad alemana de Dresde. Por eso, desde la empresa se limitan a señalar que analizan cómo podrían articular su participación en el PERTE sin detallar si se orientaría a la fabricación o a la investigación y desarrollo de la tecnología.

En caso de entrar, sería el segundo proyecto estratégico en el que participa el grupo alemán. Bosch es uno de los socios de ‘Future: Fast Forward’, la iniciativa capitaneada por Volkswagen y Seat para el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC) también impulsado por el Ejecutivo español. El gigante alemán emplea a unas 8.000 personas en España e invirtió unos 55 millones de euros el año pasado en nuestro país.

En el área empresarial de soluciones de movilidad, las ventas se mantuvieron muy próximas al nivel alcanzado en 2020, a pesar de que el volumen de la producción de vehículos en España se contrajo en un 7,5%. Las ventas de componentes para bicicletas eléctricas han vuelto a duplicarse respecto al ejercicio anterior.

Te puede interesar

Comentar ()