Economía

El Banco de España, el FMI y la OCDE urgen a proteger de la inflación a las rentas más bajas

Los organismos exigen a Sánchez que adopte medidas dirigidas a los más perjudicados por el impacto de una inflación | España no ha aprobado hasta la fecha ningún subsidio en este sentido

Un hombre calienta una estufa en su vivienda de la Cañada Real, en Madrid.

Un hombre calienta una estufa en su vivienda de la Cañada Real, en Madrid. Ricardo Rubio / Europa Press

Las grandes instituciones que analizan la economía española coinciden: el Gobierno debe poner en marcha medidas que protejan a los hogares más vulnerables contra los altos precios. Lo ha pedido el Banco de España, lo ha pedido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y también el Fondo Monetario Internacional. Se trata de no dejarlos caer en esta crisis, pero también de garantizar que podrán seguir impulsando el crecimiento económico.

Los organismos económicos están de acuerdo en que dar ayudas generalizadas a toda la población no es eficaz ni eficiente, en un contexto en el que los altos precios están afectando mucho más a las familias con menores rentas. Es importante, por tanto, localizar cuáles son esos hogares y diseñar medidas para protegerlos. España no ha aprobado hasta la fecha ningún subsidio en este sentido, más allá de las rebajas al precio de la luz y del descuento a los combustibles, ambas orientadas a toda la población.

«La política fiscal, que se espera que siga apoyando a la economía en 2022 y 2023, debería equilibrar una retirada progresiva de los apoyos con medidas bien dirigidas y apoyos temporales para proteger a los hogares y empresas vulnerables a la alta inflación», es explícita la OCDE en su último informe de previsiones, publicado este miércoles. La organización prevé que la inflación española alcance este año el 8,1% de media (el año pasado la inflación media fue del 3,1%), a pesar de que cree que el mecanismo para desligar el precio del gas del de la electricidad tendrá efecto en los precios. Y el próximo año prevé otra fuerte subida, del 4,8%.

Hasta el momento el Gobierno ha aprobado medidas fiscales para bajar el precio de la luz, desde el pasado septiembre, que se espera que este mes prorrogue hasta el próximo septiembre, y un descuento de 20 céntimos el litro de combustible, desde abril. Pero ninguna de estas medidas está dirigida a los hogares más desfavorecidos. Ya en enero expertos en fiscalidad advirtieron a este medio de que bajar el IVA a la gasolina sería «una gota en el océano» y explicaron «la torpeza» que supone bajar indiscriminadamente los impuestos, sin distinguir por hogares vulnerables y no vulnerables, ni por criterios de renta.

Es la misma línea en la que se pronuncian en el Banco de España, donde creen que, «en un contexto en el que los márgenes de actuación son relativamente limitados, teniendo en cuenta nuestros elevados niveles de endeudamiento público, es fundamental que estas medidas de apoyo se diseñen de forma muy focalizada hacia los hogares y las empresas más vulnerables». «En particular, en la coyuntura actual sería deseable centrar los esfuerzos en el apoyo a los hogares de rentas más bajas, que son los que más padecen el impacto de la inflación, y a las empresas más vulnerables a esta nueva perturbación».

Es llamativo que el FMI también ha pedido este martes que los países con sistemas de protección social fuertes se centren en ayudar a los colectivos más vulnerables. En el artículo que ha publicado en su blog, el organismo no hace peticiones específicas para España, pero para este tipo de países, pide, como han hecho el Banco de España y la OCDE, que den ayudas directas a los hogares más desfavorecidos de forma temporal. En esa línea también se ha pronunciado el Consejo Económico y Social.

Pero, ¿cómo hacerlo? Uno de los argumentos que esgrimen desde el Gobierno para dar ayudas de forma generalizada y no específicas para las rentas más bajas es que este tipo de ayudas son complicadas de diseñar. En esa línea el FMI habla de transferencias en efectivo, específicas y temporales, para mitigar el los efectos de la inflación en aquellos hogares con bajos ingresos, y sugiere identificar a los hogares que cumplen con estos requisitos para orientas mejor las ayudas, como recoge El Mundo. Otra opción que maneja son «créditos fiscales reembolsables» para este tipo de familias.

Excluir a los hogares vulnerables del pacto de rentas

Entre las soluciones que propone el BdE está excluir a los hogares vulnerables del posible pacto de rentas, un acuerdo entre sindicatos y empresarios para subir salarios buscando compensar parte del efecto de la inflación, comprometiéndose los segundos a no incrementar los precios de los productos y servicios que ofrecen. Es una sugerencia que formuló el director de Economía y Estadística del Banco, Ángel Gavilán, durante la presentación del Informe Anual 2021, en mayo.

Al mismo tiempo, el supervisor recomendó incluir a los pensionistas en este pacto de rentas, de manera que no sean solo los trabajadores los que pierdan poder adquisitivo para evitar que se produzca una espiral de inflación. Excluyendo, eso sí, a los jubilados que reciben pensiones mínimas.

La bonificación a la gasolina fue un desperdicio

Algo en lo que están de acuerdo tanto el FMI como el Banco de España es en que deberían evitarse ayudas generalizadas para toda la población, ya que las medidas dirigidas a rentas bajas con «preferibles» a «los beneficios proporcionales a las facturas», sobre todo por ser más progresivas y menos distorsionantes. Así reza el último texto publicado por la organización con sede en Washington, que también se opone a reducir los impuestos sobre energía y alimentos.

Y en el mismo sentido se pronunció el Banco de España en mayo, cuando insistió en que el descuento de 20 céntimos el litro para los carburantes era una medida demasiado genérica «que posiblemente tenga incluso un carácter regresivo, dado que los hogares de menores rentas probablemente tengan un menor consumo de esos productos». El Gobierno se dispone a prorrogar esta iniciativa dentro del paquete fiscal para luchar contra el impacto de la guerra de Ucrania, ya que el actual termina el 30 de junio.

Te puede interesar

Comentar ()