Economía

El Gobierno no teme a la subida de tipos: solo el 15% de la cartera de deuda se refinancia este 2022

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, a su llegada a una sesión de control en el Congreso.

Imagen de archivo de Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno Eduardo Parra / Europa Press

El Banco Central Europeo ya ha anunciado que va a subir los tipos en julio un 0,25% y no descarta que la subida de la reunión de septiembre sea mayor. Además, el organismo anunció el fin del programa de compras de deuda en junio. Ante estos anuncios, los mercados de deuda, sobre todo de los países periféricos, se dispararon. El rendimiento de los bonos españoles a 10 años se situó por encima del 3%, por primera vez desde 2014.

Ante esta situación, el Gobierno no se muestra preocupado. La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha asegurado que el Tesoro Público está preparado para la normalización de la política monetaria. De esta manera, la deuda pública española no presenta riesgos, a pesar de la prima de riesgo (este lunes se situó en 109 puntos, aunque la semana de la reunión del BCE subió hasta los 140 enteros). Calviño asegura que “sólo el 15% de la cartera de deuda española está expuesta a la subida de tipos de interés al tener que refinanciarse este año”.

El programa de deuda pública de 2022 contempla una emisión bruta de 237.498 millones de euros, por lo que el 15% de refinanciación supondrá unos 35.624 millones euros.

La vicepresidenta quiso alejar el escenario de una crisis de deuda porque el tipo medio de la deuda viva en circulación está por debajo del 1,6% dado que el Tesoro Público ha conseguido «un alargamiento histórico» de la vida media de la deuda hasta los ocho años y «se ha completado prácticamente el 60% del programa de financiación previsto para este año». El aumento de la vida media de la deuda hasta los 8 años ha hecho que se reduzca el riesgo de la refinanciación anual, y se ancla durante mayor tiempo los bajos tipos de interés de los últimos años.

El Gobierno español, tal y como indicó la vicepresidenta primera en su intervención en el curso de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Apie en Santander, aprovechó el escenario de tipos negativos para prepararse para “la necesaria” normalización de la política monetaria. De hecho, Calviño considera que la subida de tipos anunciada por el BCE es “muy positiva”, ya que es una medida necesaria en el contexto de inflación actual.

Además, también apoya la creación de una herramienta para evitar la fragmentación de los mercados. Calviño, además, destacó ha habido una reacción favorable a la acción del BCE, y lo consideró “lógico porque la volatilidad de la semana pasada claramente no responde a los fundamentos de los países»

Efectos de la subida de tipos para España

Pero esa subida de tipos de interés, aunque pueda tener efectos positivos sobre el control de la inflación y por tanto para el bolsillo de los ciudadanos -ya que verán bajar los precios-, a la vez tiene efecto contraproducente: a España le resultará más caro endeudarse. Según cálculos del think tank Funcas, España deberá pagar entre 3.000 y 4.000 millones más en cinco años si en los próximos meses el BCE sube los tipos de interés medio punto.

Te puede interesar

Comentar ()