Economía | Finanzas

El Gobierno retoca sus previsiones a la baja para 2023 y obvia el impacto de la inflación para este año

Moncloa prevé que el producto interior bruto descienda hasta el 2,7% frente al 3,5% previsto

Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros.

Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros. EFE

El Gobierno ha actualizado sus previsiones macroeconómicas debido al contexto derivado de la guerra en Ucrania. Con una inflación disparada y con unos índices que indican que se producirá un frenazo en el consumo en los hogares, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha revisado sus expectativas de cara al próximo año.

No obstante, el Gobierno ha mantenido las perspectivas económicas para 2022, con un crecimiento del PIB del 4,3% a pesar de las señales negativas que se están produciendo por culpa de la invasión rusa y de la revisión a la baja de algunas instituciones nacionales y europeas. Sin embargo, para el próximo 2023, Nadia Calviño ha retocado en ocho décimas el producto interior bruto y la deja en el 2,7% frente al 3,5% esperado hace pocos meses.

Cabe destacar que la revisión del cuadro macro se ha adelantado varios meses ya que Nadia Calviño no tenía previsto retocar sus cifras hasta octubre. Pero, la crisis energética, ha empujado a la titular de la cartera económica a revisar el PIB. De hecho, la ministra ha incidido que el alza de los precios de la energía, junto con el impacto negativo sobre las principales economías europeas fundamentalmente la alemana, están ralentizando la recuperación de la economía española tras la crisis del coronavirus.

Nadia Calviño se ha referido a las cifras actuales macroeconómicas y ha asegurado que las perspectivas son halagüeñas gracias a «los buenos datos de empleo de los últimos meses y la recuperación de las inversiones». Además, ha remarcado que «todo sigue apuntando a un fuerte crecimiento de la economía española».

Respecto a la deuda española, el Gobierno tampoco ha querido moverse de sus parámetros ya estudiados anteriormente y prevé que para finales de año se sitúe en el 115,2% y en el 112,4% para final de año. Lo mismo ocurre con el déficit, que prevé que caiga al 5% en diciembre de 2022 y se reduzca al 3,9% en el próximo ejercicio.

Como se mencionaba anteriormente, la inflación es la mayor de las preocupaciones para el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el equipo de Nadia Calviño ya contempla una inflación del 8% a cierre de 2022.

Mayor techo de gasto

 A su vez, el Ejecutivo ha aprobado el techo de gasto, «imprescindible para seguir creciendo» en materia económica. María Jesús Montero, ministra de Hacienda, ha indicado que el Estado destinará 198. 221 millones de euros en gasto no financiero, es decir, los que quedan fuera los relativos al pago de deuda o créditos o la Seguridad Social.  Esta cifra supone un 1,1% más respecto al ejercicio anterior, incluyendo los fondos procedentes de la Unión Europea.

En este apartado, la titular de la cartera de recaudación ha remarcado que «se pone en marcha la maquinaria para aprobar las cuentas públicas imprescindibles para la recuperación económica y ayudar a familias y tejido empresarial».

La ministra ha asegurado que, al igual que sucediera el año pasado, solicitará al Congreso de los Diputados que vuelva a certificar que aprecia la existencia de una situación de excepcionalidad que justifica la necesidad de suspender estas reglas de déficit y de deuda y legitime así la decisión del Gobierno, como exige la Constitución y la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Te puede interesar

Comentar ()