Economía

Calviño 'pesca' en Andalucía y nombra a Elena Manzanera nueva presidenta del INE

Rodríguez Poo seguía al frente del INE a pesar de dimitir hace más de un mes

Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros.

Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros. EFE

Fumata blanca. El Instituto Nacional de Estadística ya tiene nuevo jefe. El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes el nombramiento de Elena Manzanera, hasta ahora directora del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, como nueva presidenta del INE en sustitución de Juan Rodríguez Poo.

La nueva encargada de gestionar los datos macroeconómicos de nuestro país tiene un perfil técnico, cambiando la tendencia de los últimos presidentes que han tenido un perfil mucho más político. Ha sido jefa del Servicio de Planificación y Análisis del Turismo en la Dirección General de Planificación Turística (1997-2001) y jefa del Servicio de Estudios de la Dirección General de Estudios Andaluces (2001-2004).

Desde 2004 hasta 2019 ocupó el puesto de Subdirectora del Área de Coordinación, Comunicación y Métodos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.Copiar al portapapelesImprimir

Cabe recordar que el directivo aún estaba al frente del organismo ya que, a pesar de la dimisión, aceptó seguir en el cargo hasta que se le designara un sustituto. Desde el pasado mayo se venía hablando de un nuevo cambio al frente del Instituto Nacional de Estadística después de que los ministerios económicos del Gobierno de Pedro Sánchez hubiera puesto en entredicho los cálculos de la inflación y del producto interior bruto (PIB).

El IPC se ha disparado por culpa del encarecimiento de la energía ya que el litro de gasolina o el precio de la luz se han disparado hasta máximos históricos.

Cambios en el INE

La nueva presidenta se encontrará con nuevos cambios ya que el INE una reforma legal y un nuevo estatuto para el INE, amparándose en la legalidad de los cambios, según anunció el Ministerio de Asuntos Económicos.

En concreto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se parapeta en el Código de Buenas Prácticas de las estadísticas europeas y de las «iniciativas de adaptación de los sistemas estadísticos europeos a la mayor disponibilidad de datos que permite la economía digital y a las nuevas exigencias de calidad de los ciudadanos» para acometer estas reformas.

El Gobierno de Pedro Sánchez también aprovechó la salida del presidente del INE para asegurarse el control total de las mediciones del INE ya que los diferentes procesos de cocción al que se someten los datos estarán supeditados a la dirección general de Planificación Estadística y Procesos, «con el fin de armonizar los tratamientos estadísticos y facilitar una infraestructura común que permita un desarrollo más estandarizado, eficiente y de calidad de todos los productos y servicios estadísticos»

Te puede interesar

Comentar ()