Economía | Empresas

Heineken usará el calor del sol para fabricar su cerveza en Sevilla

La fábrica reducirá en un 60% el uso de gas fósil cuando finalicen las obras de la primera planta termosolar en la industria española

Fábrica de Heineken, empresa con compromiso social y medioambiental, en Sevilla

Heineken apuesta por la energía ‘verde’ para alimentar su fábrica de Sevilla. La cervecera ha iniciado este lunes los trabajos de construcción de la primera planta de generación de energía termosolar 100% renovable de la industria española, con una inversión de 20 millones de euros.

El proyecto es pionero del grupo a nivel mundial y se realiza de la mano de Engie, una compañía especialista en energías renovables que se encargará del diseño y la construcción de la nueva planta, así como de su gestión y mantenimiento hasta 2043. La empresa aprovecha una tecnología que se usa para generar electricidad con un fin distinto: generar energía térmica con el poder del sol para aportar el calor necesario de los procesos productivos de su planta sevillana.

Engie ya ha iniciado la adecuación de la parcela ubicada dentro de los terrenos de la fábrica donde estará la instalación, que cuenta con un campo solar equivalente a ocho campos de fútbol y 43.000 metros cuadrados de espejos. Con una potencia de 30 MW, generará 28.700 MWh de energía térmica al año y permitirá reducir más del 60% el consumo de gas fósil de la fábrica de Heineken España en Sevilla y casi 7.000 toneladas de CO2 al año en su huella de carbono.

Cuando las obras finalicen en junio de 2023, el 75% de la energía utilizada por esta fábrica será 100% renovable. La nueva planta termosolar funcionará gracias a dos sistemas. Por un lado, el agua se calienta a 210ºC en tubos de un primer circuito donde la radiación solar se refleja por medio de espejos. La energía se almacena en depósitos y se transfiere a un segundo circuito integrado en la fábrica. Este proceso permite ceder la energía térmica a los procesos de elaboración de cerveza (regulando temperatura y presión) en forma de agua sobrecalentada a 160ºC.

Desde Heineken presumen de haber realizado una integración pionera de esta tecnología en el sector agroalimentario en España y en el mundo. Es «un gran hito para España, pues es la primera vez que esta tecnología se integra para el autoconsumo de energía térmica en el proceso productivo de una fábrica de esta escala», detalla la directora de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Heineken España, Carme Ponce.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha visitado las instalaciones acompañado por el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz; y Loreto Ordóñez, consejera delegada de Engie España.

El objetivo de Heineken es ser la primera cervecera española con cero emisiones netas en producción antes de 2025. Son cinco años antes del objetivo marcado por el grupo a nivel mundial. Más del 45% de la energía que utiliza para elaborar sus cervezas ya procede de fuentes sostenibles y ha conseguido reducir un 19% sus emisiones de CO2 desde 2018.

Te puede interesar

Comentar ()