Economía | Empresas

Estrella Galicia espera mejorar su beneficio este año pese a la coyuntura económica

La cervecera pronostica un primer semestre de 2023 "duro" y no descarta nuevas subidas de precios

El presidente ejecutivo de Corporación Hijos de Rivera.

El presidente ejecutivo de Corporación Hijos de Rivera. Roger Castellón

La cervecera Estrella Galicia confía en cerrar el ejercicio con beneficios similares o mejores que los de 2021. «Ha sido un buen verano en el ámbito del turismo y nuestra previsión es seguir creciendo a dos dígitos en facturación; no queremos perder ese ritmo», ha asegurado este martes Ignacio Rivera, presidente de la corporación Hijos de Rivera, durante un encuentro con los medios en el 37º congreso de la asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc.

Pese a la situación económica y su posible efecto en el consumo, la cervecera gallega espera que el aumento de ventas le permita también mejorar sus resultados de 2021. «Yo creo que van a ser un poquito mejores o parecidos a los del año pasado», ha destacado. El beneficio del grupo después de impuestos se elevó hasta los 94,9 millones de euros en 2021.

Para la recta final del presente ejercicio, Rivera pronostica que el consumo no se va a frenar en su sector. «Nadie nos va a quitar que celebremos esta navidad», ha aseverado. Aunque preconiza ya un «mal primer semestre» de 2023 que no trastoca, eso sí, su plan de alcanzar los 1.000 millones de euros de ventas en 2024.

Ante el aumento de los costes de producción, Estrella Galicia no descarta que los precios de sus productos se sigan incrementando. «Nuestra intención es hacer todo lo posible para afectar lo mínimo posible al sector hostelería y alimentación», ha señalado Rivera. En este sentido, ha reconocido que «la sensibilidad (del consumidor) al precio es mayor que en época de bonanza».

Los aumentos de costes son constantes y no perciben que mejore a corto plazo. La factura energética se ha multiplicado por dos y el transporte marítimo «es una locura», ha añadido. Como ejemplo, ha dicho que los fletes de contendores para la exportación han pasado de 2.000 dólares al entorno de los 10.000. «Estamos creciendo mucho en todos los mercados y poniendo muchas semillas en internacionalización que están dando su fruto», ha dicho.

La compañía tiene un plan de inversión de 300 millones, «el más basto de toda la historia de la compañía». Pese al contexto macroeconómico, no piensa demorarlo. Entre otras cosas, tiene previsto abrir una segunda fábrica en Finisterre para seguir aumentando la producción.

Aunque no cree que haya que pararlo, Rivera si ha pedido flexibilidad en los planes medioambientales. «Creo que la transición ecológica que estamos haciendo hay que hacerla con las nuevas incógnitas que se plantean. Cunado antes mejor, pero tenemos que ser flexibles a lo que está ocurriendo en Europa sobre todo», ha dicho en referencia a las consecuencias de la guerra de Ucrania. Rivera ha adelantado que la compañía anunciará antes de final de año dos importantes novedades referentes a sus envases

Te puede interesar

Comentar ()