Economía

El nuevo escenario económico obliga a Santander a blindarse con 1.100 millones

La entidad ha destinado para España 200 millones de euros

La presidenta de Santander, Ana Botín, presenta los resultados correspondientes al ejercicio 2019, en la Ciudad Financiera. Europa Press

Banco Santander ha provisionado hasta septiembre 1.100 millones de euros, de los cuales 200 millones son en España. En el último trimestre, debido al nuevo escenario macroeconómico que contempla el consenso, estas provisiones han aumentado en 500 millones de euros. José Antonio Álvarez, consejero delegado de la entidad, ha dejado claro que este aumento de las provisiones no se debe a un empeoramiento del crédito, sino a las nuevas perspectivas económicas con las que trabajan. 

De los 1.100 euros que han provisionado en los primeros nueve meses del año, 600 millones ya lo estaban por provisiones del covid. “Cuando haces una provisiones para el covid pensando que el precio de los activos va a caer y eso no se produce, tienes que rebobinar y en ese momento liberas”, ha explicado Álvarez quien ha añadido que es algo dinámico que siempre hay que revisar. Por ello, ha comentado que ahora el nuevo modelo pide que esas provisiones sean a futuro con la perspectiva económica de ralentización. 

En el conjunto del año, el Banco Santander provisionará un total de 1.400 millones de euros, si el entorno macroeconómico no se deteriora. Ese nuevo escenario con el que trabajan es de elevada inflación y de subida de tipos y se contemplan recesiones suaves en algunas de las geografías en las que el banco está presente.

A pesar de los 200 millones de euros destinados a España, Banco Santander España ha aumentado un 99% su beneficio en el país debido, principalmente, a la bajada de provisiones. Así lo ha explicado el consejero delegado quien ha asegurado que la liberalización de esas provisiones es el principal vector de los beneficios. La división de España obtuvo un beneficio atribuido de 1.104 millones de euros hasta septiembre, casi el doble que un año antes, debido, en gran parte, a las menores dotaciones a provisiones por insolvencias y al control de los costes, que compensó la inflación.

Tanto José Antonio Álvarez como José García, director financiero de la entidad, han insistido en que no se ve un deterioro de la calidad crediticia en ningún país en el que están presente. No obstante, han señalado que el escenario económico es de menor crecimiento. “El algunos países el escenario es de recesión suave y eso hará que crezca el coste del riesgo y por eso estamos provisionando”, ha explicado el ceo. Y ha añadido que habrá que ver cómo se materializan estas previsiones. 

La ralentización de la economía o la recesión suave, tal y como la ha definido Álvarez está prevista para todos los países en los que Banco Santander está presente. Así, de esos 1.100 millones de euros 200 millones son en España; 300 millones en Reino Unido; 600 en EEUU y los otros 100 millones están repartidos en diversos países. Por lo que respecta a España, Álvarez ha comentado que su previsión está en el mismo nivel que el consenso del mercado. 

“Es una recesión suave que no llega a poner a las economías en negativo en el conjunto del año”, ha puntualizado. Además, ha explicado que es recesión por la “famosa” definición de dos trimestres consecutivos en negativo “y hay bastantes economías que lo van a registrar, pero un negativo pequeño, que en el conjunto del año estará en el cero o ligeramente por encima del cero”. El consejero delegado ha apuntado que cada escenario es distinto y en España el consenso general es algo mejor de lo que se espera para el conjunto de Europa “y eso es lo que está metido en el conjunto de provisiones”.

Además, ha descartado que la liberación de provisiones a finales de 2021 en Reino Unido y Estados Unidos fuese «un error», ya que primero el banco dota provisiones por la situación del Covid-19 «pensando que el precio del activo va a caer, va a haber más desempleo», para posteriormente «rebobinar» y liberarlas.

«Se trata de un modelo dinámico, tienes que estar continuamente revisando y también cambia la cartera», ha explicado. El consejero delegado ha comentado que no es una opción: “Se hace un estudio que da resultado un escenario y en relación a él se hacen las provisiones”. El nuevo modelo, tal y como ha explicado, dice que a lo mejor se necesita más por la cartera en ese país. 

Te puede interesar

Comentar ()