Economía | Empresas

Un fallo de seguridad provoca el robo de datos bancarios y de identidad de clientes de Orange en España

Telefónica sufrió un problema parecido la pasada semana

Logotipo de una tienda de Orange

Logotipo de una tienda de Orange Europa Press

Nuevos problemas de seguridad en una empresa de telecomunicaciones. En esta ocasión Orange ha sido la afectada, días después de que Telefónica también tuviera problemas de seguridad.

Hace dos semanas la operadora detectó un ciberataque, bajo la modalidad de un acceso no autorizado a los datos de configuración del router de un grupo de clientes de Movistar y O2 y pidió cambiar las contraseñas de los afectados.

Según ha explicado la compañía a través de un correo electrónico a los clientes afectados, uno de los proveedores de la operadora ha sido expuesta y ha quedado expuesta «parte de la información sensible a la que tenía acceso para llevar a cabo la actividad de gestión de clientes para la que fue contratado».

«Desde el momento en que el proveedor tuvo conocimiento del incidente, se puso en marcha un plan para limitar su alcance, procediéndose de inmediato al corte del acceso a nuestros sistemas. Sin embargo, parte de tu información personal pudo quedar afectada: nombre, apellidos, dirección postal, teléfono, correo electrónico, nº de Documento de Identidad, fecha de nacimiento, nacionalidad y el código IBAN de tu cuenta corriente«, remarca la operadora.

Orange ha asegurado a los clientes afectados que el incidente ha sido notificado, a la Agencia Española Protección de Datos, así como a la Brigada central de Investigación Tecnológica (BCIT) de la Policía Nacional, a través de la presentación de la correspondiente denuncia.

No obstante, la compañía asegura que si no se ha recibido ningún correo electrónico ni un mensaje alertando de la situación, los clientes no corren peligro de robo de datos.

Con todo, Orange recalca que hay que tener «especial precaución con correos electrónicos, mensajes o llamadas que no cuenten con una identificación clara del remitente, especialmente si solicitan información reservada como tarjetas de crédito o claves de acceso».

Por el momento, la compañía intenta resolver los problemas que ha podido causar y espera que la incidencia no pase a mayores en las próximas horas.

Te puede interesar

Comentar ()