Economía | Empresas

Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil aumentarán sus ingresos un 5% tras la subida de tarifas

Las grandes operadoras mejorarán su ratio de rentabilidad por cliente

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid Movistar

2023 promete ser un año movido para el sector de las telecomunicaciones. Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil o Digi esperan acontecimientos que puedan cambiar radicalmente el mapa de las operadoras en España y en Europa.

Las grandes compañías vienen defendiendo desde hace mucho tiempo que las empresas deben recuperar la rentabilidad para poder seguir generando valor e incrementar las inversiones en tecnología, como es el caso del 5G. Todo ello pasa por abandonar las políticas agresivas de precios y por una consolidación en el mercado. Y, todo parece indicar, que ambas cosas se cumplirán el año que viene.

La primera de ellas, es un hecho. Tanto Vodafone como Telefónica anunciaron que subirán sus tarifas ante el escenario inflacionista. Cabe recordar, además, que el sector de las telecomunicaciones es hasta la fecha deflacionista. Es decir, que mientras el coste de la vida del ciudadano se encarece, los servicios de las operadoras es incluso negativo respecto al año pasado.

Y con el incremento de las tarifas, las grandes operadoras obtendrán, lógicamente, más ingresos. Según el estudio realizado por la consultora especializada en telecomunicaciones, las empresas obtendrán un mayor ARPU(promedio de ingresos por usuario). En concreto, se espera que se incremente en un 5%, “rompiendo la tendencia decreciente en los últimos años”. No obstante, “este anuncio ha sido respondido por algunos operadores se han pronunciado y adelantan que no ejecutarían esa subida, prevemos que el efecto neto total sí revertirá”.

Y es que, precisamente el fin de la guerra de precios no está claro. Digi sigue aumentando su apuesta por los precios bajos y aumenta su base de clientes a base del robo a Telefónica, Orange, Vodafone y, ahora, a MásMóvil. Esta última, por su parte, se resiste a abandonar el mercado low cost y con sus marcas de bajo coste tiene grandes ofertas para aquellos clientes que no quieren tener servicios premium en sus hogares.

La fusión marcará el rumbo

El segundo punto, como se mencionaba anteriormente, es el de la consolidación. Tras el “sí quiero” de Orange y MásMóvil ahora falta por conocer si la máxima autoridad europea de Competencia da permiso para que se anuncie el matrimonio. Las dudas existen dentro del sector de telecomunicaciones, pero las dos partes interesadas esperan que el fallo sea positivo y se produzca la fusión que, incluso, Vodafone y Telefónica ven con buenos ojos.

En este sentido, el estudio indica que “la fusión entre Orange y MásMóvil revolucionará completamente el sector, pero su impacto depende del tiempo que tarden los reguladores europeos en tomar una decisión al respecto. Mientras no se produzca, el sector permanecerá en un impasse; sin embargo, los cambios se acelerarán tras la decisión, que seguramente llevará asociada la exigencia de cesión de activos en condiciones ventajosas y que condicionará quién será el nuevo cuarto jugador del mercado y su estrategia”.

El informe también extrae conclusiones en el mercado de fibra óptica en el mundo rural. Las grandes compañías como Telefónica han mostrado apetito inversor por crecer en este segmento. Otras, como Avatel continúan creciendo enormemente y progresivamente viene adquiriendo operadoras locales para crear un gigante del sector. Así, Nae sostiene que “continuará la consolidación de pequeños operadores locales de fibra”, si bien “las operaciones más grandes esperarán a que este proceso haya finalizado”.

Cabe destacar en este apartado que Telefónica cerró la entrada de socios en su negocio de fibra rural. La operadora acordó hace pocos días vender a un consorcio formado por el fondo de infraestructuras Vauban Infrastructure Partners y Crédit Agricole Assurance un 45% de su negocio de fibra rural, Bluevia por un importe de 1.021 millones de euros en efectivo. El objetivo es alcanzar una cobertura de más de cinco millones de hogares pasados con esta red de tecnología de nueva generación.

Además, dicho estudio enfatiza en el enorme potencial que tiene el segmento rural para las empresas de telecomunicaciones y vaticina que para 2023, se verán las primeras iniciativas de 5G rural con colaboración público-privada.

A vueltas con las tecnológicas

Otro de los frentes que tiene abiertos el sector de las telecomunicaciones es su posicionamiento con las tecnológicas. El presidente de Telefónica y de la GSMA, José María Álvarez-Pallete, ha reclamado en varias ocasiones que Facebook, Netflix o HBO han de pagar por la utilización de las redes ya que se aprovechan de éstas para ofrecer sus contenidos.

En este sentido, el informe indica que “aparecerán las primeras indicaciones de cómo se arbitrará la contribución económica de los proveedores de servicios digitales, como Google o Facebook, al despliegue de redes de telecomunicaciones, donde prevemos que ninguna de las partes quede satisfecha”.

Te puede interesar

Comentar ()