Economía | Empresas

Los españoles pagan un 25% más por la gasolina desde el anuncio del fin del descuento

Los carburantes dejaron de tener bonificación desde el 1 de enero

Una persona reposta su vehículo en una gasolinera

Una persona reposta su vehículo en una gasolinera EP

Los españoles han comenzado con una particular cuesta de enero con los carburantes al alza. Desde el final del descuento de los carburantes, que se hizo efectivo el 1 de enero, la gasolina y el diésel no han dejado de aumentar su coste.

La subida es aún mayor si se cogen las fechas desde el 27 de diciembre, fecha en la que Pedro Sánchez dijo que se dejaría de bonificar el litro de cualquier carburante ya que habían experimentado un descenso considerable desde el inicio de la guerra en Ucrania. En concreto, el litro de gasolina se situaba en los 1,57 euros mientras que el diésel se mantenía en los 1,73 euros.

Según los últimos datos de diversas estaciones de las grandes capitales de nuestro país, el precio medio de la gasolina sin plomo 95 asciende hasta los 1,65 euros mientras que el gasóleo se marcha hasta los 1,73 euros. Más caros son aún la sin plomo 98 (1,80 euros por litro repostado) y el gasóleo, que se paga a 1,79 euros el litro.

Por tanto, eliminando el descuento de los carburantes de 20 céntimos que se inició en abril del año pasado, y sumando el encarecimiento de 6 céntimos por litro registrado estos últimos días en las estaciones de servicio, los españoles están pagando un 26% más que hace poco más de tres semanas. La cifra, incluso, fue mayor durante la primera semana de este enero, cuando el precio de la gasolina llegó a tocar los 1,66 euros y el diesel, los 1,74 euros por cada litro.

Con todo, y tomando los precios diarios, llenar el depósito de un coche de gasolina de 95 octanos cuesta, hoy en día, 81,55 euros. En el caso de conducir un coche que recurra a la gasolina de 98 octanos, como es lógico, el precio a pagar aumenta, incrementándose la cifra a pagar hasta los 84,25 euros.

Llenar el tanque de un automóvil propulsado por carburante diésel, de acuerdo a las cifras recogidas por este periódico de diversas estaciones de servicio, cuesta de media unos 84,25 euros.

Tras el fin de las bonificaciones que promovió el Estado los precios de los carburantes se alejan de los más económicos de la zona euro, de acuerdo al Boletín Petrolero de la Unión Europeo. A finales de diciembre, con los descuentos aplicados, la gasolina era la sexta más barata de toda la UE mientras que el diésel era el segundo con menos coste para los consumidores.

Cabe recordar que el cliente final tiene que pagar más de un 50% en concepto de impuestos. También influyen otros costes fijos como las reservas, el almacenamiento o la comercialización de la gasolina y de otros productos derivados del petróleo.

Guerra por los descuentos adicionales

Con todo, las grandes gasolineras han decidido sacar su artillería para batallar por los clientes y desde que se conoció el fin de las bonificaciones Repsol, Cepsa o BP lanzaron sus propias ofertas.

Repsol fue la primera compañía en avanzar sus nuevos planes tras el fin de las bonificaciones instauradas por el Gobierno. Desde el 1 de enero y hasta el 31 de marzo de 2023, prolongará su descuento de 10 céntimos de euro por litro de carburante a los usuarios de Waylet, al repostar en las más de 3.300 estaciones de servicio que la compañía tiene en España.

Galp, a través de su app, fue la siguiente empresa en prolongar los descuentos. Una bonificación de 10 céntimos por litro, dirigida a todos los clientes del programa de fidelización Mundo Galp, en todos sus combustibles (gasolinas, gasóleos, GLP). Además, aquellos usuarios que se den de alta en Mundo Galp, recibirán un cupón, de un solo uso, de 25 céntimos por cada litro de repostaje.
El descuento de Galp está disponible a partir del 1 de enero de 2023 y será prorrogable, dependiendo de las características de la situación temporal.
El mismo camino siguieron Shell y el grupo canario DISA, que también extenderán hasta el 31 de marzo el descuento de hasta 10 céntimos por litro de gasolina para los usuarios de su aplicación móvil ‘Mi Energía DISA’.

Cepsa promete hasta 12 céntimos de euros por cada litro repostado en sus estaciones de servicios. La compañía extenderá a sus clientes fidelizados el descuento de 10 céntimos, que viene ofreciendo desde el mes de abril, y ofrecerá un descuento adicional de 2 céntimos para aquellos que reposten combustibles premium de la gama Óptima.

Te puede interesar

Comentar ()