Economía

Estas son las alternativas más económicas para sustituir el aceite de oliva

Un recipiente con aceite de oliva, sabiendo cuáles son las alternativas para reemplazarlo y su precio en España

Un recipiente con aceite de oliva / Pexels

Son muchos los productos que caracterizan la gastronomía española. Sin embargo, todo gira en torno a la estrella de la dieta Mediterránea: el aceite de oliva. Sin embargo, su desmesurada subida de precios, provocada por la escasez de lluvia, obliga a los españoles buscar una alternativa. Mientras tanto, solo el agua podrá frenar el encarecimiento de este producto. 

En el caso de la cadena de supermercados Dia, la garrafa de tres litros de aceite de oliva virgen Almazara pasó de costar 14,46 euros a principios de año a 23,10 a finales de agosto. Supone un encarecimiento de casi un 60%. A su vez, el dueño de la marca La Española dispara un 34% sus ingresos y prevé otro año de precios altos. 

Ante la incertidumbre, cada vez más españoles buscan otros productos para sustituir al “oro líquido”. Sobre todo con el actual contexto, que no prevé una bajada de costes próximamente. Por este motivo, muchos de ellos se preguntarán: ¿cuáles son las alternativas para reemplazar el aceite de oliva? 

Los posibles sustitutos el aceite de oliva para platos fríos y calientes

Existen varios productos que podrían sustituir a la amada mezcla tanto en preparación de comidas frías como calientes. Además, se convierten también en opciones más baratas para los consumidores. De esta manera, estas son las principales alternativas del aceite de oliva que se pueden encontrar en el mercado español

Aceite de girasol 

El aceite de girasol se posiciona como el principal competidor del aceite de oliva en cuanto a los platos calientes y frituras. Hay que tener en cuenta que el calor afecta a la estructura de los aceites y las grasas que los componen, por lo que otros pueden no ser totalmente aptos.

Sin embargo, con la guerra de Ucrania también se vio reducido el suministro de esta grasa vegetal, que también afectó al mercado en nuestro país. Se debe a que de allí se importaba el 70% de todo lo que se consume en España. Un hecho que afectó especialmente a la producción de galletas, los productos de bollería y pastelería. En nuestro país suele costar entre 1,5 y 2 euros por litro.

También cada vez es más popular la opción del aceite de girasol alto oleico. Sus grasas monoinsaturadas facilitan el control de los niveles de colesterol y mejoran el perfil cardiovascular. Aunque a veces sea más difícil de encontrar, supone una alternativa más saludable. El precio de la botella de un litro se sitúa entre los 3 y los 4 euros.

Aceite de orujo de oliva 

Tras la crisis de Ucrania, muchos negocios de hostelería de España comenzaron a fijarse ya en otras opciones que aguanten bien las altas temperaturas y ofrezcan un buen rendimiento. Por similitud de precio y características con el aceite de girasol, encontraron la opción de aceite de orujo de oliva

Muchos expertos aseguran que esta opción "es mejor que cualquier aceite de semillas". Se debe a que está compuesto principalmente por ácidos grasos monoinsaturados, siendo la mayoría ácido oleico. Aunque su producción en cuanto a las cantidades está muy por debajo de la de aceite de girasol. En promedio, su precio por litro puede variar entre 2 y 5 euros.

Aceite de soja

Como alternativa a las ensaladas y platos fríos, destaca el aceite de soja. En general, los aceites de semillas suelen ser los más adecuados para estas preparaciones por su contenido de grasas poliinsaturadas. Por este motivo se podría convertir en sustituto del aceite de oliva siempre y cuando la mezcla no se someta a altas temperaturas

Además, este producto se obtiene a base de la soya y la canola, por lo que no contienen colesterol. Por otro lado, aportan vitamina E, que actúa como antioxidante. En los supermercados españoles como Mercadona se puede encontrar por un precio de entre 2 y 3 euros por litro.

Aceite de sésamo

Al igual que el de soja, el aceite de sésamo también se convierte en una opción para los platos en frío. Este producto se utiliza mucho en la cocina de Japón y China. Debido a su aroma y un sabor fuerte, se suele emplear principalmente en crudo para realzar los sabores de platos más simples.

Por lo que sería una opción perfecta para aquellos que busquen un toque distintivo en sus ensaladas, sopas o marinados. Además, este producto está rico en ácidos grasos esenciales y antioxidantes. Aunque esta alternativa es un poco más cara ya que su precio se encuentra entre 2 y 4 euros por botella de 250 ml. 

Aceite de coco

El aceite de coco es conocido por contener grasas saturadas entre las que destaca el ácido láurico. Este se asocia al HDL, lo que se conoce como colesterol bueno. Asimismo, la concentración de triglicéridos de cadena media, que es un tipo de lípidos, tienden a convertirse en fuente de energía utilizada por el hígado y no a acumularse. 

Además este producto aporta vitaminas E y K, por lo que muchos ciudadanos lo utilizan para cuidados de la piel y el pelo. Supone también un sustituto más económico. Por ejemplo, en los supermercados de Mercadona se puede encontrar un bote de 450 ml de aceite de coco virgen por un precio de 4,5 euros.

Estos cambios también se vieron reflejados en las cifras de producción de diferentes tipos de aceite. Según los datos de las empresas de ANIERAC hasta el mes de julio de 2023, se pusieron a la venta en el mercado un total de 70,11 millones de litros de aceite de semillas. Esto supone un aumento del 46,07% respecto a las mismas fechas del año anterior.

De esta manera, sabiendo cuáles son las alternativas para reemplazar al aceite de oliva, los españoles podrán tener en cuenta en su próxima compra en el supermercado. Además de un precio más económico, también aportan un valor nutricional beneficioso si se usan en preparación adecuada.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar