Economía | Empresas

La creación de la SEPI digital retrasará la entrada del Gobierno en Telefónica

El Ejecutivo cambia de fórmula para irrumpir en la ‘teleco’

El ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, interviene durante el Mobile World Capital Kike Rincón / Europa Press

El ministro de Transformación Digital, José Luis Escrivá, anunció durante el Mobile World Congress, y a la misma hora que hablaba José María Álvarez-Pallete (Telefónica), una de las propuestas estrella de su Ministerio y del Gobierno en lo que se refiere al sector empresarial.

El Gobierno va a aprobar en Consejo de Ministros la semana que viene la creación de una suerte de SEPI digital para acometer inversiones en compañías estratégicas del sector de las telecomunicaciones y tecnológicas. Esto supondría que el Estado irrumpiría en el accionariado a través de este vehículo inversor, que movilizará unos 20.000 millones de euros.

Escrivá afirmó que llevará al próximo Consejo de Ministros esta iniciativa para que se tramite con carácter de urgencia. Una vez que el Ejecutivo dé validez a la propuesta de Transformación Digital comenzarán a iniciarse los trámites burocráticos para el aterrizaje de la Sociedad Española para la Transformación Tecnológica (SETT).

De acuerdo a los cálculos que maneja el propio Ministerio, no sería hasta casi llegado el verano cuando la empresa estatal pueda comenzar a invertir en las empresas estratégicas que considera el Gobierno de Pedro Sánchez. Por tanto, y debido a la tardanza de la creación de la sociedad, la entrada en el capital social de Telefónica deberá esperar.

Lo cierto es que han pasado ya más de cuatro meses desde que la SEPI anunció la intención de comprar el 10% de la operadora de Telefónica y la empresa pública no ha podido comprar una sola acción de la cotizada del Ibex 35. Como ya ha contado este periódico, el Ejecutivo estaba encontrando la mejor fórmula para adquirir el paquete de acciones que supondría una inversión total aproximada de unos 2.300 millones de euros.

En los ministerios económicos socialistas se había planteado adquirir los títulos a través de aumentar la deuda de la empresa pública a través de Presupuestos Generales. No obstante, la incertidumbre que impera en el Congreso de los Diputados por la inestabilidad de acuerdos entre los socios del Gobierno puede poner en peligro los presupuestos para este año y prorrogar los del año anterior. Con todo, la inyección a la SEPI podría no darse.

No obstante, este periódico ya publicó que era más que probable que el Estado no financiara la operación a través de los Presupuestos Generales y lo hiciera a través de endeudar más a la SEPI.

Así, el Gobierno prepara la nueva empresa que tendrá unos recursos económicos que vendrán de diferentes vías. La sociedad cobijará a la actual Sociedad Estatal de Microelectrónica y Semiconductores (SEMyS) para dar un impulso al PERTE Chip.

La SETT reunirá, así, el citado PERTE que tiene una inversión de 12.000 millones para semiconductores, el fondo NextTech, con 4.000 millones (2.000 de ellos privados) para invertir en empresas con alto componente de innovación o el fondo del Hub Audiovisual, con 1.700 millones.

Trámite de urgencia

La entrada deberá demorarse varios meses. El Ejecutivo calcula que en tres meses podría estar operativa la nueva SEPI digital. Una vez que se apruebe el Real Decreto, debe ser tramitado como proyecto de Ley. Todo hace indicar que será con carácter de urgencia si así lo solicita el Gobierno o algún Grupo. De hacerse así, los plazos se acortarían a la mitad.

A pesar del nuevo escenario, el Gobierno y la SEPI planean seguir con la misma hoja de ruta trazada y prevén llegar al 10% en los próximos meses, si bien no se descarta que sea a través de la nueva sociedad, tal y como dijo el propio Escrivá en la rueda de prensa durante el Mobile World Congress.

La nueva empresa pública que está por diseñarse ha generado un gran impacto dentro del sector de las telecomunicaciones. En los stands del Mobile World Congress de las principales operadoras españolas ha sido el gran tema de conversación y las diversas fuentes consultadas explican que “siempre es una buena noticia que haya apoyo institucional para las empresas tecnológicas”, si bien recuerdan “que el Gobierno debe ejercer de actor neutro” para “no entorpecer la buena marcha de las empresas”.

STC y el Gobierno en el Mobile

Este Mobile World Congress ha servido para que Telefónica, STC y el Gobierno coincidieran entre bambalinas del evento tecnológico. La operadora saudí sigue guardando silencio y no da pistas de las intenciones dentro de la compañía dirigida por Álvarez-Pallete. Conviene recordar que en su poder ya tiene el 5% del capital social de la empresa española, pero aún debe decidir si escala al 9,9%.

Mientras tanto, la actividad al más alto nivel en este evento “es de lo más normal”, según remarcan las fuentes consultadas por este periódico. En este sentido, aseguran que “aunque no sean conversaciones oficiales” lo “más normal” es que las partes implicadas en este tipo de operaciones “tengan reuniones informales”.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar