inclusivos Siempre cerca

Empresas

Nuevo reconocimiento europeo a la política de inclusión laboral de Clece

El certificado Oro de DisCert distingue a aquellas empresas europeas con los mejores estándares de integración de personas con discapacidad en sus plantillas

Freepik

Clece acaba de obtener la categoría Oro del certificado DisCert. Este sello europeo reconoce a las empresas comprometidas con la inclusión laboral de personas con discapacidad. La distinción no hace sino avalar el exigente modelo de compañía sostenible de Clece, que ha incorporado con naturalidad a su cultura corporativa la vocación asistencial propia de una empresa de servicios.

La inclusión laboral de personas con discapacidad forma parte de la ambiciosa política de integración de colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión que desde hace años desarrolla Clece. «La inserción es quizá la más importante de las muchas líneas del proyecto social de Clece, que coordina el delegado social en comunicación con todos los departamentos de la empresa», explica a El Independiente Íñigo Camilleri, director de las áreas de Selección e Igualdad del grupo. «Es una cuestión que tenemos muy interiorizada, a la que se dedican muchos recursos internos de la compañía y de la que participa toda la estructura».

Prioridad en la selección de personal

El departamento de selección está hecho a la medida de este compromiso de Clece con la inclusión. «Tenemos 35 técnicos de selección en toda España, y lo primero que se plantean cuando hay una vacante es si puede ser cubierta por una persona perteneciente a un colectivo vulnerable. Les damos prioridad en la selección», corrobora Camilleri. Las cifras hablan por sí solas: más del diez por ciento de la plantilla de Clece está integrada por personas discapacitadas o en riesgo de exclusión. 

Para ello, la colaboración con las entidades del tercer sector es fundamental. «Conocemos perfectamente la capilaridad social de España. Tenemos una relación estrecha y constante con organizaciones como Cáritas, Cruz Roja o el programa Incorpora de La Caixa, pero también con decenas de fundaciones y entidades menos conocidas que trabajan localmente y realizan una labor extraordinaria. Conocen los perfiles y realizan una labor de intermediación indispensable. Nosotros incorporamos a mucha gente, y a ellos les interesa que los candidatos se integren en una compañía seria. Nos necesitamos mutuamente».

La importancia del seguimiento

Para coordinar esta colaboración cotidiana, Clece ha puesto en marcha recientemente un sistema integrado de selección (SIS). Una plataforma que ayuda a los técnicos a organizar su trabajo, ya que unifica las vacantes comunicadas por los diversos centros operativos y canaliza a todos los candidatos propuestos por las entidades sociales.

El tercer ingrediente de la política de inclusión de Clece, y que marca la diferencia respecto a otras compañías, son las unidades de apoyo interno. Están formadas por psicólogos y trabajadores sociales que realizan un seguimiento de los empleados de colectivos vulnerables. Les ayudan no solo a integrarse en el día a día laboral sino a resolver circunstancias propias de su problemática vital.

El resultado de la inclusión es positivo para todos. «Cuando das una oportunidad a estas personas, la aprovechan. A través del empleo cierran un círculo y tienen la oportunidad de seguir adelante», asegura Camilleri.

Te puede interesar