Empresas

Fitur busca la 'vacuna' para recuperar los 54 millones de turistas perdidos

Habrá foros para pensar nuevos modelos en los destinos de sol y playa y se hablará sobre cómo la sostenibilidad puede servir para impulsar la competitividad turística

Un robot en uno de los expositores de la Fitur en 2020.

Un robot en uno de los expositores de la Fitur en 2020. Ifema

En medio de la sexta ola y de la mayor tasa de contagios registrada desde el inicio de la pandemia, arranca Fitur 2022, la feria internacional del turismo que se celebrará en Madrid hasta el próximo domingo con la presencia de casi 7.000 empresas, 600 expositores y 107 países representados.

Pese a las dudas iniciales del comité organizador y aunque algunas ferias internacionales están siendo canceladas, el sector turístico español y las autoridades han optado por lanzarse a la piscina con la intención de mandar un mensaje de confianza en España como un destino seguro gracias a las altas tasas de vacunación.

No en vano, Fitur es la única gran feria del circuito internacional que se ha celebrado tanto en 2020 como en el 2021 y en 2022. La intención es convencer de que la recuperación de la actividad es compatible con las nuevas olas de coronavirus. Se trata, en definitiva, de una forma para insuflar energía a un sector con muchas empresas en números rojos tras casi dos años de restricciones.

Según recordaba la patronal Exceltur hace unos días, la sexta ola generada por ómicron ha supuesto a partir de mediados de noviembre un súbito parón de 10 puntos en las ventas de las empresas turísticas. Se trata de un corte de la recuperación que se venía produciendo desde mayo, que complica enormemente el primer trimestre de 2022.

Ahora mismo, la mayor parte de los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) que siguen activos en España están relacionadas con el turismo y, especialmente, con el sector de las agencias de viajes. Y ese golpe al empleo se debe en buena parte a las dificultades para recuperar los visitantes extranjeros que había antes de la pandemia. En España, la caída es de 54 millones de visitantes frente a la cifra récord de 84 millones registrada en 2019.

En el resto del mundo, según el último Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), las llegadas de turistas internacionales crecieron un 4% en todo el mundo a cierre de 2021, aunque aún están un 72% por debajo de los niveles prepandemia.

Con pasaporte covid o PCR

Con más de 300 millones de euros de impacto económico en la capital madrileña, Fitur se celebrará hasta el próximo domingo con medidas como la obligación de usar mascarillas de tipo FPP2 o la necesidad de aportar el pasaporte Covid -o el código QR Health que exige España para los no comunitarios- o bien un test de antígenos o PCR negativa realizada en las 24 horas previas al acceso.

Los tres primeros días estarán destinados a profesionales del sector y el fin de semana abrirá sus puertas para el público en general. Para las tres primeras jornadas se calcula una afluencia de 60.000 visitantes, mientras que para las dos últimas se estima que acudirán otras 30.000 personas. En lugar de tres pabellones como en la edición de 2021, la feria ocupará ocho pabellones del recinto ferial de Ifema.

Las cifras quedan lejos, eso sí, de las de su 40 aniversario celebrado en 2020. Aunque según defiende el presidente del Comité Organizador de Fitur y presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, «es una feria que se parecerá más a la del 2019 que a la del 2021″.

Hace sólo unas semanas, Madrid albergó la celebración de la 24ª Asamblea General de la OMT. La cita congregó a representantes de cientos de países y la idea principal era la necesidad de reactivar la actividad turística a pesar de las nuevas variantes y el convencimiento de que es posible la convivencia segura con la nueva realidad postpandemia.

Para la ministra de Turismo, Reyes Maroto, «España afronta 2022 con una base sólida sobre la que asentar la recuperación turística, y tenemos que aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece el Plan de Recuperación para poner en marcha una transformación histórica de nuestro modelo turístico».

Sin embargo, la patronal de las grandes empresas turísticas españolas ya ha mostrado su profundo malestar por cómo se han asignado los primeros 612 millones de euros procedentes de Bruselas para el sector. En concreto, critican que se hayan empleado criterios territoriales para el reparto del dinero dedicado a 169 proyectos sin capacidad de tener un verdadero impulso transformador.

El consenso entre los empresarios es que la recuperación total de los niveles previos a la crisis sanitaria no llegará hasta el año 2023, debido al impacto de la triple crisis provocada por ómicron, la subida de los precios de la energía y los problemas de suministros que han marcado el cierre del 2021.

Te puede interesar

Comentar ()