Economía | Finanzas

El mercado alerta sobre la euforia de la vacuna: la incertidumbre no desaparece

Los riesgos a la baja se mantienen y las perspectivas económicas siguen siendo negativas

bolsa-pfizer-vacuna-incertidumbre

Imagen de Pfizer. Efe

Los avances de Pfizer y BioNTech con su vacuna han supuesto un verdadero soplo de aire fresco para los mercados, especialmente para las bolsas, que los han recibido con fuertes ganancias. Se trata, sin duda, de una buena noticia que allana el camino para la recuperación en 2021, pero no elimina los riesgos económicos, por lo que el mercado augura más volatilidad y llama a la prudencia.

En tan solo dos jornadas, el Ibex 35, que había sufrido los mayores desplomes en Europa por la pandemia, ha subido más de un 12%, gracias especialmente impulso del sector bancario y de los valores turísticos, que el pasado lunes experimentaron alzas cercanas al 40%.

Los inversores han visto en esta noticia la luz al final de un túnel en el que empezaba a reinar una completa oscuridad, aunque los analistas creen que la reacción del mercado está siendo más bien exagerada.

No hay que dejarse llevar por la euforia de una noticia que es positiva, pero que no permite que la incertidumbre se elimine»

Nuria Álvarez

«La noticia de los avances en la vacuna no es un espejismo en el sentido de que realmente da esperanza en que el control de la pandemia, que hasta ahora era el mayor factor desestabilizador de las bolsas, puede realizarse a medio plazo, pero puede que los mercados hayan respondido de manera desproporcionada», explica a El Independiente el analista de XTB Joaquín Robles.

El hecho de que la efectividad de la vacuna de Pfizer sea del 90% supone una noticia muy positiva para las perspectivas económicas del próximo año, pero no elimina la incertidumbre que existe a corto plazo ni el deterioro económico que será consecuencia de los actuales confinamientos decretados en Europa y del resto de medidas restrictivas, como pueden ser la limitación de la movilidad o el cierre de la hostelería en España.

«No hay que dejarse llevar por la euforia de una noticia que es positiva, pero que no permite que la incertidumbre se elimine al cien por cien. Sigue habiendo elementos que pueden seguir presionando a la baja», explica a El Independiente la analista de Renta 4 Nuria Álvarez.

En su opinión, las cotizaciones de muchas empresas que habían quedado «deprimidas» por la pandemia y sus malas perspectivas se han disparado estos días, pero los avances sobre la vacuna no cambian realmente «su situación de fondo».

Es el caso de los bancos españoles. Los seis que pertenecen al Ibex 35 han experimentado en los últimos dos días fortísimas subidas que, sin embargo, se quedan pequeñas al lado de los desplomes que han sufrido durante los últimos meses, especialmente en los que han coincidido con la pandemia, pero no solo.

«¿Que la vacuna tenga efectividad va a hacer que el Euríbor deje de estar en mínimos históricos? No. ¿Va a hacer que el Banco Central Europeo (BCE) cambie su política monetaria y suba los tipos de interés cambie? No. Las dificultades del sector financiero siguen siendo las mismas», ejemplifica Álvarez.

Con todo, las buenas noticias sobre la vacuna sí tendrán un impacto positivo aunque sea pequeño sobre el sector bancario en bolsa sencillamente porque se beneficiarán de la mejora económica aunque persistan sus principales riesgos.

«Si se restablece progresivamente la actividad económica va a haber más operaciones bancarias, pero su entorno sigue siendo hostil«, añade, por su parte, Robles, de XTB.

Luz sobre la recuperación

Desde el comienzo de la pandemia, las instituciones más relevantes (el Banco de España, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, BBVA Research…) auguraban un mal 2020, pero con una recuperación clara en 2021. Sin embargo, con la llegada de la segunda ola de contagios empezaron a deteriorar sus perspectivas para el próximo ejercicio, asumiendo que la recuperación económica sería más lenta de lo previsto inicialmente.

A corto plazo, las bolsas seguramente van a estar expuestas a una fuerte volatilidad»

Joaquín Robles

Las alentadoras noticias sobre la vacuna pueden cambiar este escenario, el de medio y largo plazo, pero difícilmente el previsto para el corto plazo.

«Lo que quizá ha podido hacer que la percepción del mercado cambie es que nos habíamos metido en un bucle de previsiones a la baja y esta noticia da alas a pensar que quizá esa tendencia de deterioro continuo pueda frenarse», valora la experta de Renta 4, que añade que «el mercado se había puesto tan negativo que descontaba más previsiones a la baja».

«Lo que está llevando al mercado a recuperarse es que el tema de la vacuna permita dejar de poner en entredicho esta recuperación para 2021», apunta la analista.

En opinión de Álvarez, es necesaria la cautela porque «la incertidumbre continúa». «Los riesgos siguen siendo a la baja. Los nuevos datos van a ser malos porque estarán recogiendo los nuevos confinamientos de Europa y las restricciones con las que seguimos. El mercado sube porque hay mucha liquidez», añade la experta.

Un futuro volátil

De cara al futuro, especialmente a corto plazo, los analistas esperan, de nuevo volatilidad. No solo debido a esta incertidumbre que se mantendrá a pesar de los avances de Pfizer y del resto de farmacéuticas, sino también a la batalla legal que, previsiblemente, pondrá en marcha Donald Trump para pelear por la presidencia de Estados Unidos.

«Los mercados ya venían subiendo con fuerza y han seguido subiendo tras el anuncio, pero para las próximas semanas esperamos normalidad. Seguramente veamos caídas que respondan a una corrección y recogida de beneficios porque el escenario sigue siendo incierto y negativo. A corto plazo, las bolsas seguramente van a estar expuestas a una fuerte volatilidad», añade Robles, de XTB.

Mientras llega la vacuna, los países, especialmente los europeos, van a continuar con sus confinamientos y restricciones, por lo que, como explican desde Janus Henderson, «la volatilidad no está fuera de escena».

Comentar ()