Economía | Finanzas

BBVA y Sabadell cerrarán cerca de 1.250 oficinas si hay fusión

Constituirían el segundo banco por activos, pues el liderazgo recaería en la entidad resultado de la unión entre CaixaBank y Bankia

Sede de BBVA en Madrid. EFE

La unión entre BBVA y Sabadell ha dejado de ser una especulación para estar bastante cerca de convertirse en una realidad. La hipotética fusión entre ambas entidades, sobre la que llevan semanas manteniendo conversaciones, dará lugar a un gigante bancario que, con todo, se quedará a las puertas de ser el primero por activos en España. Eso sí, creará una entidad con una red comercial de unas 4.240 oficinas, sobre las que los expertos calculan que deberán cerrar en torno a un tercio.

La crisis de la pandemia ha obligado al sector bancario a pisar el acelerador en su búsqueda de rentabilidad y eficiencia, un objetivo sobre el que los supervisores llevan mucho tiempo metiendo prisa a los bancos. Tras la puesta en marcha de la fusión entre CaixaBank y Bankia y el anuncio de que Liberbank y Unicaja retomaban su integración, BBVA y Sabadell han confirmado que quieren crear un gigante bancario.

Será la segunda entidad por activos si la fusión entre CaixaBank y Bankia llega a buen puerto

Este gran banco, sin embargo, no tendrá la mayor red comercial del país. Si la fusión entre CaixaBank y Bankia llega a buen puerto, será la entidad resultado de la misma la que tenga un mayor número de oficinas, unas 5.799 con los últimos datos disponibles. La red de BBVA y Sabadell, por su parte, contará con unas 4.240 sucursales en España.

Con todo, las duplicidades obligarán a ambos bancos a ajustar su tamaño. Sabadell tiene una gran presencia de oficinas en Cataluña, de donde es originario, y en la Comunidad Valenciana tras la integración la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), mientras que BBVA amplió considerablemente su presencia en la región catalana tras la absorción de CatalunyaCaixa.

De acuerdo con los cálculos de los analistas de Bain & Company, al banco resultado de la integración entre BBVA y Sabadell le sobrarán unas 1.250 sucursales, es decir, un tercio de las que tendrá finalmente.

Menos, en todo caso, que las que tendría que cerrar Santander si integrara a la entidad que preside Josep Oliu, que serían unas 1.320, aunque solo representarían el 24% del total, según estos mismos expertos.

Estos cierres implicarán, inevitablemente, ajustes de empleo. El sector bancario, antes de confirmarse estas negociaciones, ya tenía planes en marcha para segar miles de empleos a consecuencia de la pandemia y de la nueva relación de los bancos con sus clientes, mucho más digital que hace años.

Entre esos planes se encuentran 2.000 salidas que Sabadell está negociando con los sindicatos y que pretende saldar con prejubilaciones. Si esta operación se materializa, lo lógico es que las salidas de personal aumenten aún más.

Segunda entidad del país

Ambos bancos suman una plantilla de unos 46.365 empleados, tomando como referencia los datos del cierre del tercer trimestre. La nueva entidad se convertiría así, también, en la segunda del país por número de trabajadores, tras la que formen CaixaBank y Bankia, que tendrá 51.573 empleados.

Este gigante bancario tampoco será la primera entidad del país por volumen de activos. Con las últimas cifras disponibles, la unión entre BBVA y Sabadell sumaría 596.481 millones de euros en balance, ligeramente por debajo del conjunto que congregaría la integración CaixaBank-Bankia, que alcanzaría los 665.470 millones en activos.

Santander, por su parte, de seguir en solitario, se quedaría en tercera posición, con unos 352.296 millones de euros en el balance de su filial española.

Prima del 30%

Por el momento, pocos detalles se conocen de la operación, prácticamente solo los asesores externos de ambos bancos. Sin embargo, hace ya algunas semanas JP Morgan estimaba que BBVA debería abonar una prima de entorno al 20% o 30% para hacerse con Sabadell, cuyo valor de mercado actual, tras la subida superior al 24% de este lunes, se sitúa en unos 2.360 millones de euros.

Con prima o sin ella, lo cierto es que la idea de una fusión ha incrementado el valor de mercado de Sabadell. «El principal problema de esta posible fusión estribaba en que para BBVA no era el mejor momento para ampliar capital. La venta de sus activos estadounidenses facilita sin duda esta operación o alguna similar», explica Pedro del Pozo, director de inversiones financieras en Mutualidad de la Abogacía, a El Independiente.

No en vano, el mercado celebró con euforia que BBVA vendiera su negocio de Estados Unidos por unos 9.700 millones de euros en efectivo, dándole la llave para lanzarse a por prácticamente cualquier operación que tenga en mente y, especialmente, a por una integración con Sabadell, aún con prima.

Todavía queda mucho camino por delante en esta fusión, pero si algo ha quedado claro es que el mapa bancario que salga de esta crisis será completamente diferente al que había hace tan solo ocho meses. ¿Seguirá sonando la música para el baile de las fusiones bancarias?

Comentar ()