Economía | Finanzas

El rating de España, en riesgo si no aprovecha bien los fondos europeos

Société Générale destaca que España solo absorbe el 35% de los fondos que recibe, a la cola de la UE

Bandera de España.

Bandera de España. EP

Que el rating de España no esté en riesgo depende en gran medida de su capacidad para absorber los fondos que llegarán de la Unión Europea para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia. Tradicionalmente, esa capacidad ha sido muy limitada, la peor de la Unión Europea, de hecho, según los analistas de Société Générale, que consideran que España «debe mejorar» su aprovechamiento de cara a la nueva ronda de fondos si quiere que su rating no pague las consecuencias.

«España tiene derecho a una cantidad de fondos estructurales de los aprobados cada año en la Unión Europea en distintos programas, pero en los fondos que se aprueban para cada país España ha tenido históricamente poca capacidad para implementarlos. Muchos de esos fondos no se han podido utilizar porque no se han puesto las condiciones de cada programa», explicó Jaime Sanz, responsable de Asesoramiento de Rating para Estados Soberanos de Société Générale, en una presentación de la entidad celebrada el miércoles.

En el marco de esta trayectoria, en los últimos años España «se ha dejado en la mesa europea el 65% de los fondos que se le habían asignado», lo que convierte a este país en el peor de los Veintisiete en este sentido, como apuntó el experto. De hecho, la media europea está por encima del 50% y países como Finlandia absorben en torno al 80% de los que se les asignan. España solo el 35%. «Eso sí puede afectar a la perspectiva de España este año», añadió Sanz.

Es por eso que desde Société Générale creen que la coordinación política y administrativa «debe mejorar» para maximizar el aprovechamiento a los fondos contemplados en el programa Next Generation EU, que se cifran en unos 140.000 millones de euros, de los que unos 80.000 millones llegarán a través de transferencias, según confirmó hace unos días Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

De esta mejora de la capacidad de absorción de los fondos dependerá la opinión que tengan a futuro las calificadoras en relación con la nota que se merece España. «Quizá será el aspecto que más miren las agencias de rating», advirtieron desde Société Générale.

En todo caso, los expertos de la entidad francesa no esperan una caída en la calificación de España en el futuro próximo. «Somos bastante pragmáticos en este sentido y no esperamos que haya ninguna bajada de rating (…) las agencias han determinado que la respuesta [a la crisis] ha sido la apropiada», apuntó Sanz.

Apenas días después de ponerse en marcha el confinamiento más estricto, tanto S&P como Moody’s decidieron mantener el rating de España y no han emitido desde entonces señales de preocupación sobre la nota que tiene la deuda soberana de este país, si bien hace unos días la primera destacó, al igual que Société Générale, la necesidad de maximizar el aprovechamiento de los fondos. 

Confianza en la deuda

Proteger el rating es de vital importancia para mantener la confianza de los inversores en la deuda española, que durante el pasado año marcó un récord de emisión por las nuevas necesidades de financiación que ha generado la pandemia.

Por el momento, el interés de los inversores, apoyado en las ingentes compras de activos por parte del Banco Central Europeo (BCE), que ya tiene en torno al 30% del PIB en deuda de este país, ha permitido a España cobrar por colocar su bono a diez años por primera vez en la historia, como ocurrió previamente entre los países vecinos.

De acuerdo con los cálculos de Société Générale, en 2020 el sector público colocó a través de operaciones públicas unos 58.350 millones de euros mediante catorce operaciones sindicadas, un 106% más que en 2019, y el Reino de España fue el emisor más activo, con 52.000 millones a través de cinco operaciones. Recibió en total una demanda de unos 282.500 millones, lo que supone 5,4 veces más que la oferta.

La entidad francesa calcula que en 2021 las emisiones de deuda serán ligeramente inferiores tanto en el sector público como en el corporativo. Société estima que el Producto Interior Bruto (PIB) español crecerá en torno a un 4,8% este año, ligeramente por debajo del consenso, mientras que la perspectiva de crecimiento de la inflación es del 0,3%.

Te puede interesar

Comentar ()