Economía | Finanzas

El bitcóin conquista los 51.000 dólares aupado por el respaldo de Tesla, PayPal y BlackRock

La criptomoneda marca máximos mes tras mes entre el cuestionamiento de los supervisores y las dudas sobre si se trata de una burbuja

El bitcóin ha superado los 51.000 dólares tras batir récords durante la pandemia.

El bitcóin ha superado los 51.000 dólares tras batir récords durante la pandemia. Pixabay

El interés por la inversión en bitcóin está cerca de convertirse en furor. La criptomoneda más famosa del mundo acumula una revalorización del 76% en lo que va de año y atrae cada vez más la atención de la opinión pública, los supervisores y, sobre todo, las grandes compañías, que están dando su respaldo a este joven activo al que, según los expertos, aún le queda margen de subida pese a haber superado esta semana los 51.000 dólares.

El interés del bitcóin y su precio se retroalimentan. El activo se encarece cada vez más por el atractivo que le ven los inversores y, precisamente, sus subidas de precio llaman a los minoristas a invertir en él. Como resultado, durante el último año el precio del bitcóin ha experimentado un ascenso frenético. A lo largo de 2020 el activo se encareció un 302%, dando eco a las voces que empiezan a considerarlo un valor refugio, «el nuevo oro», y en el primer mes y medio de 2021 ya ha crecido un 76%.

Pero si algo está dando fuerza a este activo es el hecho de que grandes firmas lo estén respaldando, bien como valor o bien como medio de pago. Es el caso de gigantes del mercado como Uber, MasterCard, BlackRock, PayPal o Tesla.

«El bitcóin está recibiendo este año muchas noticias positivas gracias a que inversores institucionales están añadiéndolo a sus carteras como activo invertible, algo que hasta ahora no se consideraba debido a su volatilidad», explica a El Independiente Sergio Ávila, analista de IG.

Sin ir más lejos, la entidad BNY Mellon anunció la pasada semana que ofrecerá servicios de custodia para las criptomonedas, pero no ha sido la primera. Hace algunas semanas, PayPal anunció a sus usuarios que ya permite comprar y vender en varias criptomonedas, algo que, en opinión de Ávila, supuso «un paso muy importante para que se comenzara a considerar como una forma de pago generalmente aceptada». 

La mayor gestora de activos del mundo, BlackRock, tampoco ignora el fenómeno del bitcóin. La compañía ha facilitado ya la inversión en divisas virtuales en dos de sus productos y el miércoles confesaba en CNBC que la firma «hará una incursión» en el mundo del bitcóin. 

Uber, por su parte, está abierto a aceptar los bitcoines como medio de pago, aunque rechaza la compra de este activo con dinero corporativo y MasterCard, por su parte, ha anunciado que permitirá hacer algunos pagos con esta criptomoneda sin tener que convertirla a divisas con respaldo de las autoridades.

Como contaba Alejandro Zala, director de Bitpanda en España, a El Independiente, este respaldo está siendo muy importante para expandir el atractivo del bitcóin. «Hasta hace uno o dos años era un activo muy centrado en el pequeño inversor y ahora ha dejado de ser solo para pequeños inversores y se ha convertido en un activo para institucionales», apuntaba el experto.

Musk y el juego de los mercados

Pero si una compañía ha sido capaz de dar al bitcóin la gasolina necesaria para volar ha sido Tesla o, más bien, su fundador, Elon Musk. El directivo, acostumbrado a jugar con los mercados a golpe de tuit, impulsó el valor de la criptomoneda hace unos días tras adquirir 1.500 millones de dólares en bitcóin. Días después revolucionó también la cotización del dogecoin, la criptomoneda que nació como un meme.

Una actuación sobre la que es posible que los supervisores pongan el foco. «Es cierto que Musk estuvo acumulando bitcóin por alrededor de los 30.000 dólares y que luego puso en su Twitter el hashtag #Bitcoin y el precio se disparó», explica el analista de IG, que manifiesta dudas sobre si la SEC, la CNMV estadounidense, podría sancionarle por ello. «Entiendo que es un motivo para, al menos, abrir una investigación», añade.

El respaldo que ofrecen Musk y Tesla supone un «revulsivo importante», dado que ofrece «credibilidad» al activo, según este experto, si bien «el problema que puede tener Tesla es que el bitcóin sufra en el futuro otro episodio de gran volatilidad, lo que podría llegar a afectar a sus beneficios».

Sin respaldo de las autoridades

En España, el fuerte crecimiento del precio del bitcóin estos últimos días y el aumento de la inversión de minoristas en este activo ha llevado a los supervisores españoles a emitir un comunicado conjunto advirtiendo del riesgo que conlleva invertir en un activo que por el momento no está respaldado por ninguna autoridad ni banco central.

El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), autoridad monetaria y supervisor de los mercados, respectivamente, alertaron conjuntamente hace unos días de que la negociación de las criptomonedas, como el bitcóin, son complejas, volátiles y poco transparentes. «Pueden no ser adecuados para pequeños ahorradores», añadían.

Lo hacían para relajar los ánimos tras el furor que está provocando la inversión en bitcóin. La criptomoneda ha perdido durante los últimos años el carácter especulativo que la definía en sus inicios y los pequeños inversores ya la ven como una opción más de inversión.

El rápido encarecimiento de esta moneda está llevando a algunas voces a considerar al bitcóin una burbuja. Ávila, de IG, sin embargo, no lo tiene tan claro. «Si consideramos que en el futuro muchos de los pagos se harán a través de criptomonedas, no diríamos que es una burbuja, ya que al tener una masa monetaria limitada se podría justificar el precio teniendo en cuenta la cantidad de liquidez que están inyectando los bancos centrales», explica el experto.

En todo caso, si continuara en el futuro siendo un medio de pago residual, «sí que se podría considerar una burbuja, pero es complicado saberlo con antelación».

«Es cierto que los movimientos que ha tenido en el pasado siempre han sido de burbuja, fuertes subidas y luego caídas fuertes proporcionales. No podemos descartar que esta vez vuelva a pasar lo mismo», advierte, no obstante, el analista de IG.

Te puede interesar

Comentar ()