Miles de personas han reclamado hoy “justicia y proporcionalidad” para los siete jóvenes encarcelados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas la madrugada del 15 de octubre de 2016 en Alsasua. La marcha, convocada después de que la Audiencia Nacional ratificara las penas de entre 2 y 13 años de prisión, ha sido impulsada por las plataformas de apoyo de los condenados. La manifestación ha contado con la participación de miles de personas venidas de fuera de Navarra -se han organizado 80 autobuses-, en su mayor parte de Euskadi y Cataluña y en menor medida de provincias como Aragón o Asturias.

A lo largo de la misma se ha reclamado la libertad para los encarcelados, que en algunos casos acumulan 861 días en prisión. Los convocantes consideran que la condena que se les ha impuesto por la Audiencia Nacional es una “desproporción” que debe ser corregida. La resolución del recurso a la condena inicial ratificó las condenas por los delitos de atentado contra agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. También rechazó la petición de la Fiscalía de considerar delito de carácter terrorista la agresión.

A lo largo del recorrido se han podido ver paneles en contra de la Justicia española y su utilización no sólo en este caso sino también en el del ‘procés’. También se han instalado paneles con reproducciones de informaciones de algunos medios de comunicación por la cobertura que han hecho del caso y a su paso se ha coreado “prensa española, manipuladora”. También se ha reproducido un tuit del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Otra de las pancartas arremetía contra la presidenta del Colectivo de Víctimas del terrorismo del País Vasco, -personada en la causa-, Consuelo Ordoñez. A lo largo del recorrido otros paneles informaban de la situación de cada uno del los jóvenes condenados.

La multitudinaria manifestación, que los organizadores han cuantificado en 60.000 personas, ha partido este mediodía del acceso a Alsasua con una pancarta en la que se podía leer “No es justicia”, portada entre otros por algunos padres de los encarcelados. Tras ellos, la imagen pintada de los jóvenes condenados entre ikurriñas, esteladas y lazos amarillos. Entre quienes encabezaban la marcha figuraban cargos políticos como la portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón o el primer edil de Alsasua, Javier Ollo. Además de representantes de Podemos, EH Bildu, Geroa Bai, también han acudido miembros de ERC, como Gabriel Rufian, para expresar su rechazo a la condena de los siete jóvenes de Alsasua.

Desde ayer la localidad navarra se había volcado con la organización de este acto, poniendo a disposición de los asistentes de fuera alojamiento en familias del municipio, así como el frontón municipal de Alsasua. A primera hora se ha organizado un desayuno popular para muchos de los participantes. El acceso a Alsasua ha sido cortado en previsión de la masiva afluencia de vehículos. Ayer uno de los aparcamientos habilitados para autocaravanas se completó y a lo largo de la mañana las retenciones en el acceso al pueblo ha sido constantes.