El PNV ha asegurado hoy que EH Bildu llamó al Gobierno para advertirle de que su apoyo a los decretos sociales convalidados ayer estaría en juego si desvelaba el acuerdo que alcanzó con el PNV en materia de competencias. El portavoz de la formación en el Congreso, Aitor Esteban, ha asegurado hoy que fue la coalición de la izquierda abertzale la que amenazó al Ejecutivo de Pedro Sánchez con no apoyar los seis ‘decretos sociales’ convalidados ayer en la Diputación Permanente si hacía públicos los acuerdos con el partido de Andoni Ortuzar y que finalmente respaldaron en su totalidad tanto los jeltzales como EH Bildu.

La acusación ha sido desmentida por la coalición que lidera Arnaldo Otegi, quien a través de las redes sociales ha afirmado, en boca de su senador, Jon Iñarritu que es «radicalmente falso. Es trola». Iñarritu ha afirmado que le parece «incomprensible» que un «excelente parlamentario» como Esteban haya difundido «ese bulo» exigiendo esa condición «absurda». Fuentes de EH Bildu han asegurado a ‘El Independiente’ que es falso ya que el sentido del voto lo tenían decidido con antelación -y así lo hicieron público- y por tanto «no había opción de cambiarlo». Añaden que ellos no llaman «nunca» al Gobierno y que fue el Ejecutivo el que se puso en contacto con la coalición días antes para sondear su posición en torno a los decretos presentados. Sitúan la acusación del PNV dentro del contexto «de campaña» en el que está inmersa la política.

Desde el PNV insisten en que las afirmaciones de Esteban no son falsas y que proceden de información del propio Gobierno. Esteban ha replicado en redes sociales a Iñarritu (Bildu) señalando que «yo no miento, me conoces» y que él no juega «con estas cosas»: «Otras cosa es que tú personalmente no te enteres de qué hacen desde tu partido».

Acuerdo con el PNV

Lo cierto es que el acuerdo que el Gobierno y el PNV alcanzaron fue el que permitió que salieran convalidados los decretos a media tarde de ayer. También que sólo unas horas más tarde, en torno a las 21.00 horas, el ministerio de Política Territorial hizo pública la convocatoria de la Comisión Mixta de Transferencias para la próxima semana. El anuncio lo publicaron de modo simultáneo el Gobierno y el propio PNV.

 

Un acuerdo según el cual ambos Ejecutivos podrían cerrar en sólo unos días, antes de que se inicie la campaña electoral, la cesión de cuatro nuevas competencias a Euskadi: la cesión de la titularidad de la autopista A-68, le gestión del seguro escolar en el País Vasco, la competencia sobre las jubilaciones derivadas de procedimientos de ERE y la ejecución de la legislación sobre productos farmacéuticos.

El cruce de acusaciones entre el PNV y EH Bildu se produce en plena intensificación de la campaña que ambas formaciones están protagonizando sobre su relevancia en el Congreso y Senado la próxima legislatura. En los últimos días la izquierda abertzale ha subrayado un novedoso discurso señalando el papel de «voto útil» que ejercerá el próximo mandato en Madrid en la defensa de los derechos sociales y el derecho de autodeterminación y de la mano de ERC para ser «determinante». De igual modo, el PNV insiste en que son ellos los únicos que realmente son útiles para lograr avances en Madrid que benefician a la sociedad vasca.