España

Arrimadas anuncia que Cs concurrirá en solitario en las elecciones de Cataluña

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. EFE

La fórmula ‘Cataluña Suma’ ha saltado definitivamente por los aires. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha anunciado que la formación concurrirá finalmente en solitario en las elecciones catalanas previstas para el próximo 14 de febrero. La presidenta de los liberales y ganadora de los últimos comicios en Cataluña ha enterrado finalmente toda posibilidad de firmar una alianza constitucionalista ante el evidente rechazo que los populares catalanes han venido trasladando «en privado», según apuntan fuentes del partido. En esta negativa se ha reafirmado incluso el jefe de las filas azules, Pablo Casado, este mismo lunes. «Estamos en otra etapa», afirmaba el líder de la oposición al ser preguntado en Cope por posibles alianzas tanto con Ciudadanos como con Vox.

Hasta hoy, Arrimadas mantenía una mano tendida tanto al PP como al PSC de cara al 14-F. El objetivo que buscaban los naranjas era firmar una triple entente constitucionalista, una fórmula que, desde el minuto uno, rechazaron los dos posibles interesados de la ecuación. Pese a todo, Ciudadanos mantenía esa puerta abierta para el PP, con el objetivo de aglutinar al máximo el voto constitucionalista en torno a una misma candidatura. El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, había rechazado ya la posibilidad de concurrir conjuntamente a nivel autonómico, aunque no descartaba llegar a acuerdos para alianzas puntuales en aquellas provincias en que más sufre la papeleta constitucionalista: Lleida y Girona.

Los populares alegaban varios motivos para justificar este rechazo. El principal era la situación de debilidad de los naranjas en Cataluña frente a las encuestas del todo favorables que maneja a nivel interno el PP. Tampoco ayudaba la política de pactos que había seguido Arrimadas a nivel nacional, una estrategia que, según fuentes del partido, hubiera terminado lastrando al PP y hubiese dejado vía libre a Vox. Otra de las circunstancias que dificultaban el acuerdo era la intención declarada de Ciudadanos de que la figura de consenso entre ambas fuerzas fuese Carlos Carrizosa, candidato de los liberales en Cataluña, una condición a la que Arrimadas no estaba dispuesta a renunciar. Defendían que en este término no había discusión posible por simple aritmética: Ciudadanos tiene 36 representantes en el Parlament frente a los cuatro que ostenta el PP.

«Todos los catalanes hemos visto que el PSC quiere un tripartito [con Podemos y ERC] y que el PP quiere sacar seis diputados en vez de cuatro», ha sentenciado Arrimadas en rueda de prensa, quien ha redoblado el ataque contra Casado. «Llevamos meses tendiendo la mano, porque hay que sumar votos por el bien del constitucionalismo. El PP sólo quiere un par de escaños más. Es muy triste que piensen más en su partido que en el bien de todos los ciudadanos», ha reivindicado.

De este modo, Arrimadas no ha esperado a que el PP le traslade, al menos públicamente, su rechazo a la alianza para las catalanas, y ha cerrado de forma definitiva las negociaciones en este sentido. «Seremos la propuesta ganadora del constitucionalismo, la única alternativa al nacionalismo», ha afirmado la presidenta de Ciudadanos. Con este discurso, Arrimadas ha activado definitivamente la maquinaria electoral para el 14-F, que promete una carrera no sólo para hacer frente al independentismo, sino una pugna entre todas las fuerzas que se saben constitucionalistas: PP, PSC, Ciudadanos y Vox.

Ve cada vez más «menos probable» su apoyo a los PGE

La líder de Ciudadanos ha indicado además que ve cada vez «menos probable» que su partido vaya a apoyar los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y ha lamentado en este sentido que se esté imponiendo el «ala radical» del Gobierno. En rueda de prensa, Arrimadas ha insistido en que, si el Ejecutivo quiere el respaldo de los diez diputados de Cs, las cuentas deben contemplar lo que denominan las «líneas naranjas» tanto presupuestarias como de «freno» a las «cacicadas» del separatismo.

En este punto, la presidenta ha dicho que si los Presupuestos se votaran mañana, Ciudadanos votaría que no, si bien ha garantizado que continuarán trabajando en la negociación de los mismos. «Nosotros no somos como los señores de Vox que no han presentado siquiera enmiendas y que se dedican a hacer vídeos. Nosotros no somos ni intagramers ni youtubers«, ha criticado. Ahora bien, Arrimadas sostiene que «cada día que pasa» los españoles están viendo cómo «la parte radical del Gobierno se está imponiendo a la moderada». «Y de eso el único responsable es el señor Sánchez, que está haciendo todo lo contrario de lo que prometió a los españoles, pero Ciudadanos está consiguiendo que todos los españoles sepan que lo hace porque quiere y no porque no tenga ninguna opción», ha apostillado.

Te puede interesar

Comentar ()