España

Ayuso reconoce que hay voces en el PP que quieren "meter cizaña" entre ella y Casado

En el entorno de la líder regional pesa la creencia de que el apoyo de Pablo Casado es "total" | Génova descarta pronunciarse sobre si apoyará o no a Ayuso de cara al congreso regional del PP, que se celebrará en 2021

El líder del PP, Pablo Casado; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

Isabel Díaz Ayuso vuelve a estar en el centro del foco mediático, si es que alguna vez desde que se hizo con los mandos de la Comunidad de Madrid ha salido de él. Uno de los últimos frentes viene a cuenta de la polémica inauguración del Hospital Enfermera Isabel Zendal por las lagunas en torno a un proyecto que ha colocado a la dirigente madrileña de nuevo en la diana de la izquierda, sin dejar de lado el sobrevenido órdago de la batalla fiscal contra Madrid que reactivó Gabriel Rufián en plena negociación de los Presupuestos Generales del Estado.

Sea por una o por otra cuestión, lo cierto es que el «ruido», como lo califican en Génova, ha regresado a la dirección nacional del Partido Popular por el liderazgo de Díaz Ayuso, de la que se ha llegado incluso a decir que eclipsa a Casado como ‘lideresa’ de la oposición. Miembros de la cúpula del PP llegaron a reconocer «evidentes» fisuras internas por el temor a que las polémicas que rodeaban a la líder madrileña en algunas de sus horas más bajas terminasen lastrando el proyecto del PP nacional.

Ahora que Ayuso concentra elogios por haber conseguido doblegar la curva de contagios en la Comunidad de Madrid y por haberse convertido, casi sin querer, en ariete contra el independentismo catalán, el debate se sitúa más bien en el peso que está ganando dentro del partido por el hecho de estar marcando parte de la agenda del presidente del PP. De puertas para afuera la unidad entre Casado y Ayuso es total. Sin grietas. En privado, varias fuentes del entorno de la líder regional consultadas por este medio coinciden en que la percepción de ella es que el apoyo del líder popular es «total», que la interlocución es «fluida» y prácticamente diaria. Pero sí sospechan, no obstante, que hay quien susurra a Pablo Casado para «meter cizaña» entre ambos y sembrar una competitividad que, aseguran, «no existe».

Las mismas fuentes sostienen que estas voces, pese a ser «puntuales», sí recorren los pasillos de Génova, 13, sobre todo desde algunas vertientes territoriales. Uno de los puntos ‘calientes’ en la continuidad del liderazgo de Díaz Ayuso llegará en 2021, previsiblemente en verano, en que se celebrará el congreso regional del PP de Madrid que quedó congelado a principios de año. Entonces, se designó provisionalmente al presidente del Senado, Pío García Escudero, al frente del órgano.

Varios nombres han sonado con fuerza ya intramuros para presidir el PP de Madrid, habida cuenta de que cerrar filas en torno a Ayuso para tal cometido implicaría darle mucho más peso orgánico en el partido. Fuentes de Génova descartan pronunciarse aún sobre esta cuestión y, pese a la presumida unidad, no rechazan la posibilidad de negarse a que la presidenta madrileña cuente con el apoyo de la dirección en este cometido. Los nombres que se manejan hasta la fecha van desde el del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida -una opción que, sin embargo, pierde fuerza por compartir el puesto de regidor con la responsabilidad de ser portavoz nacional del partido-; el de la secretaria general del PP-M, Ana Camíns; o el del propio García Escudero.

Génova hace ‘piña’ con Ayuso en su batalla fiscal

La dirección nacional del PP no ha escatimado en loas a su líder regional por la gestión, sanitaria y económica, que ha ejecutado Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid. El líder del PP no sólo ha apoyado públicamente a la presidenta regional con la inauguración del nuevo hospital de pandemias -no ha acudido ni un sólo cargo de la oposición madrileña- pese a estar sumido en la controversia, sino que también lo hará a nivel estratégico en el «ataque» fiscal que han planteado Sánchez y ERC contra Madrid por la intención declarada de subir los impuestos en la capital.

Este miércoles, y pese a la presencia de algún verso suelto -como el de Núñez Feijóo, que se declaró a favor de una armonización fiscal «a la baja-, la dirección nacional, de la mano del secretario general, Teodoro García Egea; y el vicesecretario de Política Territorial, Antonio González Terol reunirá a los consejeros y portavoces de Hacienda de todos los territorios para coordinar un plan común que blinde la baja fiscalidad imperante en sus gobiernos autonómicos y que evite, por la vía legal, que el Gobierno pueda plantear subidas fiscales como la que planea sobre Madrid, donde los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones están bonificados.

También en el Congreso, y a raíz de la intención de Rufián de acabar con el «paraíso fiscal» de Madrid, el Grupo Parlamentario Popular tratará de frenar la iniciativa de armonización fiscal por parte del Gobierno, al solicitar en firme que los letrados de la Cámara Baja se pronuncien sobre la constitucionalidad de una iniciativa que persigue «subir los impuestos a todos los españoles».

Comentar ()