La ofensiva de Podemos contra la Casa Real suma un nuevo capítulo. Este jueves, y coincidiendo con la expectación en torno al discurso que pronuncie Felipe VI esta Nochebuena, el presidente de la formación morada en el Congreso, Jaume Asens, ha anunciado que su grupo registrará en el Congreso «en los próximos meses» una ley para regular la transparencia de la Casa Real.

Así lo ha comunicado el dirigente en una entrevista para TVE, quien ha defendido la idoneidad de una proposición de ley orientada, además, a regular las intervenciones públicas y prohibir cuentas en el extranjero, en el marco del goteo de informaciones sobre los presuntos negocios opacos del rey emérito.

«Necesitamos una ley que regule mejor lo que puede decir o no el rey», ha afirmado Asens, quien ha lamentado que la Corona sea una institución «rodeada de privilegios y opacidad» que «necesita mecanismos de control democrático».

Como han venido haciendo dirigentes de Podemos, tanto en público como en privado, en los últimos días, Asens ha pedido a Felipe VI que esta noche «rompa su silencio» y haga «autocrítica» por los escándalos fiscales de su padre, una postura que contrasta con la que ha mantenido el ala socialista del Gobierno, que se ha limitado a trasladar su «respeto» hacia el jefe del Estado y hacia un discurso que estará «a la altura». «De todas las felicitaciones navideñas, el mensaje de esta noche es de las más rancias, previsibles y prescindibles», criticaba el dirigente morado.

El PSOE se desmarca

Preguntado por la cuestión de la proposición de ley que pretende llevar Unidas Podemos al Congreso para controlar a la Casa Real, el secretario general de los socialistas en la Cámara Baja, Rafael Simancas, ha pedido «dejar la Corona al margen de la controversia» y se ha desmarcado de la propuesta de sus socios de Gobierno al considerar que todo lo que compete a la Corona está ya «perfectamente regulado» en la Constitución.

Simancas ha querido valorar, además, el esfuerzo del monarca por mantener la transparencia en la institución y ha resaltado que «se juzgan personas y no a las instituciones», en relación a la investigación que mantiene abierta la Fiscalía contra Don Juan Carlos.