España

Bárcenas amenaza con hacer pública una grabación que demostraría que Rajoy cobró sobresueldos

Insiste en que él y su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, entregaron sobres con dinero en efectivo procedente de donaciones de empresarios al ex presidente del Partido Popular y a la ex secretaria general María Dolores de Cospedal

Mariano Rajoy en la presentación de su libro "Una España mejor" EFE

El ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas asegura en un escrito remitido este martes a la Fiscalía Anticorrupción que existe una grabación de una conversación en la que su antecesor en el cargo, el fallecido Álvaro Lapuerta, comenta las entregas de dinero en metálico, al margen de la ley, que hizo a altos cargos del Partido Popular, entre ellos a su ex presidente Mariano Rajoy, procedentes a su vez de donaciones al partido de empresarios que no se declararon. Esta grabación, según amenaza, «está en poder de persona que oportunamente señalaré por razones de oportunidad procesal».

Bárcenas ha hecho entrega del mencionado documento, rompiendo una especie de pacto de silencio que asegura haber hecho con el partido y en el que se presta a colaborar con la Justicia, seis días antes de que tenga lugar en la Audiencia Nacional el juicio de la caja B del PP en el que la Fiscalía solicita para él cinco años de prisión por contribuir a la financiación irregular de la formación. «Es parte del pasado que hemos olvidado, del que hemos aprendido y por el que nos hemos disculpado», han dicho este miércoles fuentes de la actual dirección del PP, informa Ana Belén Ramos.

Relata que «desde el año 1982 [cuando el partido se denominaba Alianza Popular y Manuel Fraga lo presidía] existió institucionalizado un sistema de financiación del Partido Popular con percepciones en B» que se prolongó hasta la era de los presidentes José María Aznar y Mariano Rajoy. Dicho sistema de financiación ilegal habría permitido engordar una caja B de la que Lapuerta y él llevaron una contabilidad paralela, como ya declaró en el año 2013, cuando el juez Pablo Ruz le tomó declaración en el inicio de la investigación del caso Gürtel.

Bárcenas insiste en que ese sistema «institucionalizado» consistió en entregas de donaciones en efectivo que hicieron distintos empresarios y que «no se registraron en la contabilidad oficial conforme prevenía la legislación, tomando el nombre, el DNI y demás datos identificativos, así como el importe de la donación». «Los donantes no pedían que se extendiera ningún recibo y en todo caso Álvaro apuntaba estas entregas en tarjetas de visita», ahonda.

El ex tesorero afirma que las principales donaciones «procedían de entidades beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas», confirmando la línea a la que apuntan las acusaciones del juicio que comenzará el próximo lunes. Éstas sostienen que los empresarios que aportaron donaciones al PP con las que, entre otras cosas, se habría pagado la reforma de la sede central del partido, fueron posteriormente beneficiados con adjudicaciones públicas durante los gobiernos populares. Bárcenas se presta a colaborar y dar más información en este sentido, aunque en el escrito de este martes no dice quiénes son esos empresarios.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Precisamente el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tiene abierta una investigación alrededor de adjudicaciones concedidas por distintos ministerios del Gobierno de Aznar y del de Rajoy para ver si se otorgaron como agradecimiento a donaciones previas al PP. Bárcenas se presta en su escrito a dar más información al respecto.

El ex tesorero incide en que dichas donaciones también habrían servido para pagar los sobresueldos de altos cargos del partido, en concreto del ex presidente Mariano Rajoy; la ex secretaria general María Dolores de Cospedal; los ex ministros de Defensa, Interior y Fomento Federico Trillo, Ángel Acebes y Francisco Álvarez Cascos; el ex presidente del Senado y actualmente al frente de la gestora del PP de Madrid, Pío García Escudero; el ex secretario general y actual senador popular Javier Arenas; el ex vicepresidente Rodrigo Rato y el ex diputado de UPN-PP Jaime Ignacio del Burgo.

En un comunicado difundido este mismo miércoles, Del Burgo asegura que es «rotundamente falso» que hubiera cobrado un sobresueldo del PP. «Nunca, jamás, ni don Álvaro Lapuerta ni él mismo [en alusión a Bárcenas] me entregó cantidad alguna en concepto de sobresueldo», ha respondido. Según ha recordado, el partido abonó 84.000 euros (14 millones de pesetas) en cuatro anualidades entre 1990 y 1994 al entonces secretario general del PP navarro como «compensación» por las deudas electorales que aquél había asumido personalmente «al avalar un crédito impagado por UCD de Navarra en las elecciones de 28 de octubre de 1982 por dicho importe».

Los sobres

Según Bárcenas, Lapuerta y él mismo entregaron dinero en efectivo, en sobres, a estos miembros del PP procedentes de las donaciones de empresarios. Unas donaciones que se guardaron, según su relato, en dos cuentas bancarias o en la caja fuerte del despacho de Lapuerta en la sede central del PP de la calle Génova de Madrid. En dicho despacho, extrayendo directamente de la caja fuerte el dinero o trayéndolo en mano Bárcenas desde un cajero, se habrían entregado los sobres a los altos cargos populares, según sostiene.

Para demostrar su voluntad de colaborar con la Justicia en el esclarecimiento de los hechos que se investigan en diversas causas, el ex tesorero adelanta que una persona que él controla tiene la grabación de una conversación en la que se oye a Lapuerta relatar «estas entregas en metálico que se realizaban mensualmente a estos miembros del Partido Popular en la que se mencionaba, entre otros, expresamente, a Mariano Rajoy».

Este cambio de estrategia, según expone, se justifica por el incumplimiento de la «promesa» que intermediarios le habrían hecho llegar supuestamente para que no ‘tirara de la manta’ a cambio de que su esposa no entrara en prisión por su responsabilidad en los hechos juzgados en el caso Gürtel (Época I). El pasado 8 de noviembre, Rosalía Iglesias ingresó en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco para cumplir la condena de 12 años y 11 meses que le impuso el Tribunal Supremo.

Comentar ()