España

El Gobierno pide activar "cuanto antes" los certificados de vacunación para permitir los viajes

El "pasaporte", que se quiere para antes del verano, incluirá datos de vacunación, pruebas PCR y si se poseen anticuerpos

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. EFE

España es uno de los países más interesados en que se implemente el pasaporte de vacunación al objeto de poder poner en marcha corredores turísticos que sirvan para insuflar oxígeno a un sector con respiración asistida. Por ello, el Gobierno insta a que se active «cuanto antes» la llama Green Digital Pass, según la denominación que maneja la Unión Europea.

El presidente del Gobierno ha participado esta mañana en una reunión sobre certificados de vacunación junto a las vicepresidentas Carmen Calvo y Nadia Calviño, la ministra de Exteriores, el ministro de Justicia, el ministro de Transportes, la ministra de Industria y la ministra de Sanidad.

El Ejecutivo entiente que es «fundamental recuperar cuanto antes la movilidad internacional y hacerlo de forma coordinada y con plena seguridad sanitaria» y para ello los certificados de vacunación «serán un instrumento importante para facilitar la vuelta a una movilidad segura».

El certificado incluirá datos de vacunación, pruebas PCR y si se poseen anticuerpos

Por eso, tanto en la Unión Europea como en la OCDE «trabajamos para que los países aprueben cuanto antes un marco para la creación de certificados digitales», dice un comunicado de Moncloa sobre las conclusiones alcanzadas en la reunión interministerial de esta mañana. El objetivo es claro: recuperar cuanto antes la movilidad y el turismo sin aumentar el riesgo sanitario, agrega el Gobierno, que «ha impulsado desde el inicio un retorno ordenado y coordinado hacia la movilidad internacional en diversos foros internacionales».

El certificado digital que estudia la Unión Europea no sólo incluirá datos de vacunación sino también otros elementos sanitarios como las pruebas PCR, o si la persona ha superado el COVID-19 y posee anticuerpos, aunque el problema reside en si dicha información puede incumplir la ley de protección de datos.

La idea es que dichos certificados estén operativos antes de verano para salvar la campaña turística y su uso, dice Moncloa, «nunca va a ser discriminatorio para las personas no vacunadas, que podrán seguir viajando de acuerdo con las indicaciones sanitarias», aunque no cabe duda de que su movilidad se verá mucho más restringida respecto a los vacunados.

El Gobierno fía en muy buena medida la recuperación de la economía en el sector turístico, que supone entre el 10 y el 12 por cento del PIB español. «Es clave tener las herramientas tecnológicas preparadas para iniciar la movilidad y volver a poner a Europa como destino de viajes seguros en el momento en que los datos de incidencia del virus lo permitan», aduce.

Cabe reseñar que España era uno de los países del mundo que más turistas recibía antes de la pandemia, de nacionalidad británica y alemana, especialmente.

Comentar ()