España

Cataluña, única comunidad donde no ha empezado la vacunación a los policías nacionales

El SUP y la CEP denuncian el “menosprecio” de la Generalitat, que hace un mes comenzó a inmunizar a ‘mossos’ y policías locales

Policías nacionales, acudiendo a vacunarse el pasado 3 de marzo en Sevilla.

Policías nacionales, acudiendo a vacunarse el pasado 3 de marzo en Sevilla. EP

Cataluña es la única comunidad autónoma en la que no ha comenzado aún el proceso de vacunación a los policías nacionales, a pesar de que hace ya un mes que empezó a inmunizar a los funcionarios de Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana y policías locales. En otras regiones hace días que ya se administró la primera dosis a toda la plantilla del Cuerpo Nacional, que forma parte de los colectivos en activo con una función esencial para la sociedad en la estrategia diseñada por el Ministerio de Sanidad y goza de prioridad.

El sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP) han denunciado este miércoles el «menosprecio» que sufren por parte de la Generalitat de Cataluña, que sigue sin poner fecha a la vacunación y reclaman que se empiece con carácter «inmediato». Según el SUP, ayer estaba previsto que se iniciara la inmunización a los agentes destinados en el aeropuerto barcelonés del Prat-Josep Tarradellas y se «recibieron órdenes de proceder a la paralización sin explicación alguna».

«Una vez más vemos cómo los intereses políticos se imponen frente a las normas dictadas por el propio Ministerio de Sanidad», critica el SUP, que censura que estén primando «otros objetivos» frente a los criterios «estrictamente» sanitarios. «[Todo] hace pensar que la Consejería de Sanidad, con Alba Vergés a la cabeza, ha preferido abandonar a los policías nacionales de Cataluña, jugando con la salud de ellos y sus familias», añade.

El SUP y la CEP critica el «menosprecio» al que les somete la Generalitat, que hace un mes empezó a inmunizar a ‘mossos’

Esta organización sindical recuerda que el Ejecutivo autonómico comenzó el pasado 10 de febrero a vacunar tanto a sus policías como a los de los cuerpos municipales, por lo que no encuentra explicación al hecho de que no haya empezado a citar a los policías nacionales para recibir la primera dosis como ya ocurre en el resto de comunidades tras arrancar el proceso en el País Vasco. «Estas decisiones echan por tierra el enorme esfuerzo y trabajo de los responsables de Policía Nacional, encargados de organizar las labores logísticas y que, de no ser por estas arbitrariedades, se habría materializado la campaña con normalidad, agregan.

En términos parecidos se expresa la Confederación Española de Policía, que desde hace días viene demandando explicaciones por este retraso a la Delegación del Gobierno en Cataluña, que les remite a la Jefatura Superior de Policía. «Una vez más, el Gobierno de España demuestra con hechos que los policías nacionales destinados en Cataluña somos de segunda división. La Generalitat se ha preocupado por vacunar a sus trabajadores policiales, dejando a la Policía Nacional fuera. Están jugando con la salud de los policías, la de sus familiares y la de los ciudadanos que acuden a renovarse un documento a cualquier instalación en Cataluña», declara a este diario el secretario provincial de la CEP en Girona, Manuel Rosales.

Este portavoz advierte de que, si el proceso de vacunación se sigue demorando, se corre el riesgo de que concluya el concurso de traslados actualmente en marcha y centenares de policías que sirven actualmente en Cataluña logren destinos en otras comunidades sin haber recibido ninguna dosis y cuando en dichos territorios ya habrá terminado el proceso para los servicios esenciales.

El Cuerpo Nacional tiene unos 2.900 efectivos disponibles en las cuatro provincias catalanas, si bien en torno al 75 % están destinados en Barcelona. De registrarse en Cataluña el ritmo de vacunación que se siguió en Madrid se necesitaría menos de un día para administrar la primera dosis a todos los funcionarios.

En la Comunidad de Madrid, el plan de vacunación se inició el pasado 26 de febrero y terminó cuatro días después. Se habilitaron dos puntos -el polideportivo del complejo policial de Carabanchel y el Wanda Metropolitano- para inyectar la vacuna a unos 5.000 agentes al día.

Comentar ()