Castilla y León | España

Fracasa definitivamente la moción de censura del PSOE en Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco, aplaudido durante el pleno de la moción de censura en las Cortes de Castilla y León.

Alfonso Fernández Mañueco, aplaudido durante el pleno de la moción de censura en las Cortes de Castilla y León. EFE

La moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno de Castilla y León presidido por Alfonso Fernández Mañueco (PP), con Francisco Igea (Cs) como vicepresidente, ha fracasado esta tarde en el Parlamento autonómico al no conseguir el socialista Luis Tudanca más que 37 de los 41 votos que necesitaba. Los 11 parlamentarios de Cs han votado ‘no’.

En la votación, realizada por llamamiento de cada uno de los procuradores, han dado su apoyo al candidato socialista los 35 parlamentarios del PSOE y los dos de Podemos, mientras que en contra han votado los 25 del PP, los 11 de Cs y la única representante de Vox.

Han optado por la abstención los procuradores de UPL (1), de Por Ávila (1) y la no adscrita, ex de Cs, María Montero.

El anuncio de las abstenciones que han aflorado en las últimas horas desde el Grupo Mixto de las Cortes de Castilla y León y la procuradora no adscrita María Montero -ex de Cs-, ya habían desinflado las posibilidades de que prosperase la moción de censura del PSOE contra el Gobierno autonómico, ahora únicamente viable con un cambio del sentido del voto de cuatro procuradores de Cs.

En este momento, también desde el Grupo Mixto, solo los dos procuradores de Podemos apoyan la moción de censura socialista, ya que hace días que la parlamentaria de Vox, Fátima Pinacho, anunció su ‘no’ a la iniciativa.

Desde que anoche a última hora el partido Por Ávila, con un procurador, anunciase que se abstendría al no obtener del PSOE compromisos satisfactorios con la provincia abulense, y tras expresar María Montero a sus excompañeros de Cs que se iba a abstener, el último en sumarse a esta posición ha sido el procurador de la Unión del Pueblo Leonés, Luis Mariano Santos.

El líder leonesista ha esperado a su intervención ante el Pleno de las Cortes para anunciar su posición, crítica con la acción de gobierno del PP y Cs, pero también con lo que ve como una falta de compromiso del PSOE respecto a la posibilidad de que la Región Leonesa pueda convertirse en una comunidad autónoma.

De este modo, la gestión que los partidos del Gobierno harán de la pérdida de la mayoría absoluta -antes sumaban los 41 procuradores necesarios y con la marcha de Montero ahora solo 40- queda más abierta, ya que PP y Cs tendrán que pactar iniciativas legislativas con Vox, con Por Ávila, con UPL o incluso con la procuradora no adscrita.

Se trata la primera moción de censura de la historia autonómica, presentada por el PSOE para desbancar de la Presidencia a Alfonso Fernández Mañueco (PP) y de la Vicepresidencia a Francisco Igea (Cs). Antes de la votación, la moción no presentaba los apoyos suficientes para prosperar, pero se encontraba envuelta en un ambiente de dudas tras la marcha de una procuradora de Cs, y con la dificultad añadida de la abstención anunciada del único procurador de Por Ávila.

Las cuentas no le salían todavía al socialista Luis Tudanca, candidato a la Presidencia en esta iniciativa, pero su voluntad de trabajar «hasta el último minuto» para lograr apoyos se vio reforzada el viernes cuando el hasta este momento monolítico Grupo de Ciudadanos se quebró con la marcha de la salmantina María Montero, ahora procuradora no adscrita, lo que motiva que el PP y Cs pierdan su mayoría en la Cámara, al sumar 40 y no los 41 necesarios.

Montero dejó Cs entre críticas por la falta de liderazgo y de imposición en el Grupo, además de por incumplimientos y cambios de criterios de la Junta de Castilla y León, pero pese a las dudas generadas por ese movimiento, la dirección autonómica ha dado por «desactivada» la moción de censura por confiar en que nadie más seguirá el mismo camino.

Tanto el vicepresidente de la Junta y procurador de Cs, Francisco Igea, como el portavoz del Grupo Parlamentario de Cs, David Castaño, han reiterado en los últimos días su negativa al PSOE, con críticas abiertas por considerar que Tudanca está tratando de encontrar tránsfugas en las filas naranjas, y la propia líder nacional de Cs, Inés Arrimadas, ha llamado personalmente a Mañueco para tranquilizarle.

Comentar ()