España

Casado propone a Sánchez vacunarse juntos para dar seguridad a la población

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso.

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso. EFE

La relación entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez; y el líder de la oposición, Pablo Casado, se ha deteriorado especialmente con el paso de las semanas a cuenta de la tensa campaña electoral en la Comunidad de Madrid. A estas alturas, se estima complicado que ambos líderes consiguiesen ponerse de acuerdo en ninguna cuestión. Por eso ha sorprendido en el hemiciclo una propuesta que ha realizado el líder del PP desde la tribuna de oradores: que él y Sánchez acudan juntos a vacunarse «cuando toque» para dar un «mensaje de tranquilidad» a la población ante el miedo que se ha extendido en algunos sectores por las complicaciones primero con AstraZeneca y ahora con Janssen.

«Me comprometo a hacer algo juntos para dar tranquilidad a los españoles. Vamos a vacunarnos y a decir que es seguro, cuando nos toque, que no queremos incumplir su inédito plan de vacunación (…). Usted y yo deberíamos dar ejemplo de ello», ha propuesto el jefe de la oposición.

El líder de Vox, Santiago Abascal, no ha querido dejar pasar la oportunidad y ha rechazado minutos después que él vaya a participar en el «selfi» de una hipotética vacunación conjunta de Pedro Sánchez y Pablo Casado.

La jornada en el Congreso, en que Sánchez ha presentado su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ante el impacto del Covid-19, ha transcurrido marcada por la crispación y la tensión entre el Gobierno y la oposición, que ha criticado la opacidad del Ejecutivo con las reformas que se llevarán a cabo para recibir los fondos y el hecho de que Sánchez se niegue a dotar a las comunidades autónomas de un paraguas jurídico alternativo al estado de alarma una vez éste decaiga el próximo 9 de mayo.

En particular, Casado ha criticado la «chulería» y la «arrogancia» de Sánchez por gobernar «como Napoleón», a golpe de decreto. Sobre el plan de recuperación, ha acusado al jefe del Ejecutivo de intentar vender en el Congreso «una pizza recalentada ocho veces», lo que implica «insultar» a los españoles y a miles de parados y «despreciar» al Parlamento. «¿Pero usted quién se cree que es?», le ha espetado.

Te puede interesar

Comentar ()