España | País Vasco

Urkullu blinda la vacunación con servicios mínimos del 100% en la huelga de funcionarios

Los trabajadores de la función pública paran hoy para denunciar la alta temporalidad en la Administración vasca, de un 41%. Los hospitales funcionarán como un sábado pero los servicios relacionados con el Covid lo deberán hacer plenamente.

Cribado masivo en Ermua llevado a cabo por trabajadores de Osakidetza, el Servicio Vasco de Salud. 26 OCTUBRE 2020;CORONAVIRUS;SALUD;PANDEMIA;ERMUA;PCR;CRIBADO;PRUEBAS;INFECCIONES;CONTAGIOS Ion Alcoba / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 26/10/2020 EUROPA PRESS

El colectivo de trabajadores públicos en Euskadi está hoy llamado a la huelga. La mayoría de los sindicatos que a los casi 140.000 funcionarios que conforman el conjunto de administraciones en el País Vasco convocan el paro para denunciar la alta interinidad que vive la función pública y que en el caso de las administraciones vascas es del 41%. La huelga se lleva a cabo en el pico de la cuarta ola de la pandemia y puede tener incidencia en el sistema sanitario público. Por ello, el Gobierno vasco ha blindado con servicios mínimos del 100% todos los servicios relacionados con el covid: los proceso de vacunación, el rastreo, las pruebas diagnósticas y los servicios de información.

Los sindicatos convocantes, ELA, LAB, CCOO, Satse, Esteeilas y ESK consideran que se trata de servicios abusivos y que se ha recurrido a la pandemia para limitar el derecho a la huelga en determinados ámbitos de la administración, en particular el sanitario. Así, hoy los hospitales vascos y los servicios de atención primaria deberán contar como mínimo el mismo personal que durante un sábado. Al igual que en las prestaciones relacionadas con el Covid, el Ejecutivo de Urkullu ha dispuesto que loso servicios de limpieza en toda la red sanitaria se cubran en un 100% de los puestos. En los servicios de emergencia y en los Puntos de Atención Continuada también se ha establecido un 100% de servicios mínimos.

De igual modo, en toda la red educativa los centros públicos deberán asegurar que el coordinador Covid-19 de cada colegio acuda a su puesto de trabajo, así como el personal encargado de controlar los accesos de los estudiantes. En el transporte público la exigencia de servicios a asegurar este jueves se rebaja hasta el 30%.

En el pico de la ‘cuarta ola’

La convocatoria de huelga entre los trabajadores públicos se produce en el peor momento de la cuarta ola y en el pico de incidencia de la pandemia en el País Vasco. Los datos hechos públicos ayer por el departamento de Salud situaban la incidencia acumulada en los 521 casos por 100.000 habitantes. La consejera Gotzone Sagardui destacó que el grado de tensionamiento de las Unidades de Cuidados Intensivos en los hospitales vascos preocupa. Sólo ayer 117 nuevos ingresos. El País Vasco registra ya más ingresos diarios de media que la tercera ola y está cerca de rebasar los datos de la segunda ola, la de mayor incidencia de toda la pandemia.

Una de las preocupaciones que ha rodeado esta convocatoria ha sido la incidencia que pudiera tener en el desarrollo de la campaña de vacunación. Precisamente ayer el País Vasco recibió las primeras dosis de la vacuna de Janssen con la que se confía en poder acelerar el número de ciudadanos con vacunación plena -la vacuna de Janssen tan sólo requiere un dosis-.

En Euskadi el número de empleados públicos ha crecido de modo constante en los últimos años. En el periodo 2016-2020 lo ha hecho en casi un 7%. En ses de cada diez casos, el empleado público es mujer. Actualmente la Administración que cuenta con un mayor volumen de empleados es el Gobierno vasco y sus organismos públicos, con más de 90.000. Los ayuntamientos y sus sociedades municipales absorben 27.000, las tres diputaciones y sus entidades forales casi 12.000 y la Administración estatal 10.600.

58.000 temporales

Según el Instituto Vasco de estadística, el Eustat, la temporalidad entre el personal de los distintos niveles administrativos espera levemente el 41%, lo que equivale a algo más de 58.000 trabajadores. El propio Gobierno vasco ha reconocido que se arrastra un porcentaje de temporalidad elevado al que hay que dar solución.

Una de las propuestas que plantea es rebajar la temporalidad a través de convocatorias de Ofertas Públicas de Empleo en las que se reserve un porcentaje de plazas a estos trabajadores. De este modo, la vía que se ultima es que los empleados públicos en situación interina pero con una antigüedad superior a los ocho años en la función pública puedan sortear los procesos de examen teórico en las OPE y se sometan únicamente a la prueba práctica.

Las centrales sindicales convocantes llevarán a cabo manifestaciones en las tres capitales vascas en demanda de una mayor estabilidad en las plantillas de las Administraciones públicas.

Te puede interesar

Comentar ()