La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección en las elecciones del 4-M, Isabel Díaz Ayuso, ha expresado su repulsa ante las amenazas de muerte que recibieron el jueves pasado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y este lunes la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

«Las amenazas a los representantes públicos no tienen sentido en un país en Libertad. Mi condena a estos incalificables últimos actos», ha escrito en Twitter Ayuso.

Las cartas recibidas el jueves contenían un escrito que decía textualmente: «Tienes 10 días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional, Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos», acompañado de dos cartuchos sin percutir del calibre 7,62×51. Por su parte, Reyes Maroto ha recibido un sobre con una navaja ensangrentada.