Libertad sin Ira UCM iba a estrenarse con un acto en la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense al que iba a asistir el disidente venezolano Leopoldo López. La asociación, que preside Ignacio Dancausa García, ha visto frustrado su bautismo debido a la decisión de la decana María Esther del Campo García de suspender el acto, apenas unas horas antes de su celebración.

El encuentro con Leopoldo López estaba previsto para este lunes 26 de abril a las 11.30 en esta facultad. La asociación Libertad sin Ira recibió la respuesta definitiva de la decana el domingo a las 20h. Apenas 15 horas antes de su celebración.

El argumento de la decana es «la crispación política que se está produciendo, al calor de las elecciones en la Comunidad de Madrid, que se celebrarán el 4 de mayo» hace «imposible controlar la seguridad de todos los participantes y asistentes a dicho acto».

Ignacio Dancausa, presidente de Libertad sin Ira UCM, explica a El Independiente cómo intentaron convencer a la decana, con quien habían mantenido previamente reuniones en un tono cordial y colaborador.

La decisión perjudica a la facultad y daña la imagen de la decana, que estaba previsto que también tomara la palabra»

ignacio dancausa

«Intentamos que rectificara. Le dijimos, porque así lo creemos, que la decisión perjudica a la facultad y daña la imagen de la decana, que estaba previsto que tomara la palabra, pero no hubo manera. Valoramos el escenario de la suspensión pero no lo esperábamos, la verdad», dice Dancausa, que tiene 20 años recién cumplidos y estudia segundo de Políticas y Económicas.

El objetivo de la asociación es «fomentar la pluralidad en el campus de Somosaguas y revalorizar nuestros títulos y la imagen de la Universidad Complutense». Para ello, quieren «recuperar el espíritu conciliador de la transición y por ello elegimos el nombre, Libertad sin Ira, de la canción de Jarcha, y en nuestra cabecera mostramos una foto de González y Suárez. Es lo que necesita la Complutense: diálogo, que se entienda todo el mundo».

Evoca Dancausa otros actos realizados en el campus de Somosaguas, como la charla que dio en marzo de 2020 el entonces vicepresidente Pablo Iglesias, que fue presentado por la decana, Esther del Campo García, quien le llamó «hijo pródigo». Entonces hubo escraches a Iglesias, a quien algunos llamaron «vendeobreros».

Del Campo dijo entonces que Iglesias era profesor honorífico de la facultad, a la que esperaba que volviera. Del Campo García fue propuesta como decana por Unidas Podemos, según informó El Confidencial.

«Con Pablo Iglesias hubo crispación y el acto no se suspendió. Este año en la Universidad como va menos gente no se ha dado esa crispación política. Siempre habrá crispación, si traemos a uno u otro. Por esa regla de tres no traeríamos a nadie», señala Dancausa.

Según el presidente de Libertad sin Ira, «es evidente que la facultad está tomada por la gente de Podemos. Tienen impunidad para hacer lo que quieren. Nos instan a desalojar la facultad cuando se manifiestan».

El ejemplo de Leopoldo López

Eligieron a Leopoldo López como invitado porque, según el presidente de la asociación, «es un ejemplo de alguien que ha expresado sus ideas en territorio hostil. Nuestro objetivo es aprender. Es una facultad de Ciencias Políticas y queríamos abordar la crisis de Venezuela. Aquí ha venido Chávez y gente de la embajada venezolana».

De hecho, Leopoldo López, el disidente con más proyección internacional de Venezuela, se ha referido a la transición española como referente para su país. López vive en Madrid desde que huyó de Venezuela en octubre de 2020. Estuvo refugiado en la residencia del que fuera embajador español en Caracas, Jesús Silva.

López estuvo encarcelado años en Ramo Verde por su oposición al régimen de Maduro. Luego le recluyeron en su domicilio hasta que se escapó gracias a la colaboración de sus vigilantes en mayo de 2019, cuando creyó que los militares se ponían de lado del presidente encargado, Juan Guaidó. Pero aquello acabó mal y fue cuando Silva le acogió en la legación diplomática española.

No preguntamos a nadie cómo vota o qué piensa para unirse a nosotros. Queremos aprender y que haya debate»

Los miembros de asociación Libertad sin Ira UCM aseguran que representan a cualquier ideología democrática. «No preguntamos a nadie cómo vota o cómo piensa. Queremos aprender y que haya debate. Que no hablen siempre los mismos», señala Dancausa.  Desde el Ayuntamiento de Madrid les han ofrecido realizar el acto en otro lugar municipal pero Libertad sin Ira UCM quiere que sea en el campus de Somosaguas, ya que su objetivo es fomentar la pluralidad en la Complutense.

A Dancausa le parece que la decana ha recibido presiones, ya que en las reuniones previas que tuvieron con ella siempre había sido colaboradora. «No creo que fuera consciente del impacto que iba a tener su decisión», añade.

No se dan por vencidos. Quieren denunciar el «trato desigual y arbitrario» y van a recurrir al Rectorado para que el acto se celebre, una vez que puedan volver a coordinarse con el equipo de Leopoldo López.

En un comunicado que difundieron el domingo tras conocerse la decisión de la decana, la asociación desmontaba los argumentos esgrimidos por Del Campo García. En primer lugar, afirman que no han detectado movilización en redes sobre el acto.

En segundo lugar, el evento versaba de la situación en otro país, no sobre las elecciones en la Comunidad de Madrid. Y por último, habían presentado los requisitos necesarios para cumplir con los protocolos Covid.

Tienen en mente un encuentro con un ex ministro de Zapatero y un economista liberal para tratar la gestión de la crisis del Covid y fondos Next Generation. Su primera idea era invitar a Iván Redondo, el spin doctor del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, pero por agenda de momento no ha sido posible contar con él. Les encantaría reunir a Redondo con Miguel Ángel Rodríguez, quien asesora a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.