España | Madrid

Iglesias tira de Tsipras y de Melenchon para la campaña de Madrid

Pablo Iglesias, este domingo en un mitin en Collado Villalba.

Pablo Iglesias, este domingo en un mitin en Collado Villalba.

Que esta campaña a la presidencia de la Comunidad de Madrid se celebra el clave nacional ya no lo duda nadie y que se ha convertido en una especie de duelo donde los principales partidos quieren transmitir que aquí están en juego conceptos como libertad, democracia, fascismo y comunismo, menos. Eso explica que el cabeza de lista de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, haya querido rodearse nada menos que de sus socios socios europeos, unidos «para alertar de que la democracia está en juego en las elecciones madrileñas del 4-M», según expresan algunos de ellos en un vídeo electoral.

En apoyo de Iglesias se han manifestado Alexis Tsipras, presidente de Syriza y expresidente de Grecia; Jean-Luc Melenchon, líder de la France Insumise y candidato a la presidencia del país galo; Mai Villadsen, portavoz de la alianza roji-verde de Dinamarca o Silvia Modig, europarlamentaria por la Alianza de la Izquierda de Finlandia. También Nicola Fratoinanni, secretario nacional de Sinistra Italiana; Janine Wissler, copresidenta de Die Linke (Alemania); Malin Björk, europarlamentaria sueca del partido de la Izquierda; Marc Botenga; europalamentario belga del Partido del Trabajo; Jesse Klaver, líder del partido Izquierda Verde de Países Bajos; y Caterina Martins; coordinadora Nacional del Bloco de Esquerda de Portugal.

«La extrema derecha amenaza a todas nuestras democracias a nivel europeo. Esta vez Madrid tiene la oportunidad de desalojarlos de las instituciones», sostiene Melenchon. Para Tispras «así luchamos contra la extrema derecha, combatiendo la desigualdad y el miedo que la hace crecer». Iglesias «es un ejemplo de antifascista para frenar a estos hoolingans y defender los valores democráticos y republicanos», dice Modig. «Los egoístas, los que no creen en la igualdad, los que quieren recortar y privatizar la sanidad y la educación, aunque hagan mucho ruido, son minoría. Si la mayoría se pronuncia el 4 de mayo, esa mayoría ganará», añade Caterina Martins.

Comentar ()