España

El Gobierno resta importancia a la reacción de los excarcelados: "Era de prever"

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero Europa Press

La ministra portavoz, María Jesús Montero, Montoro ha dicho no verse sorprendida por la actitud de los nueve presos secesionistas excarcelados, que lo primero que hicieron fue anunciar, en tono desafiante, su intención de seguir avanzando en la independencia. «Es la reacción de personas que se sienten liberadas y rodeadas de esa simbología que rodea sus declaraciones», ha dicho en tono justificatorio.

Cree el Gobierno que «era de prever y de esperar porque es obvio que no estaban encarcelados por la defensa de unas ideas. Son presos que han quebrantado la legalidad, no porque piensen como piensan», al tiempo que ha apelado al diálogo que arrancará el martes en la reunión monclovita entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès.

Moncloa se aferra al contenido de la «Agenda para el reencuentro» de 2020 como base de dicho diálogo. Lo que lleve el «govern habrá que preguntarle a ellos, aunque se supone por las declaraciones que han hecho estos días» en alusión a sus reclamaciones de amnistía y celebración de una consulta de autodeterminación. El independentismo, ha agregado, «deben superar esa fase desiderátum, de posiciones extremas, avanzar en cuestiones viables y en esa expectativa de autogobierno de la sociedad catalana» sin especificar si pasa eso por un nuevo Estatut.

El Gobierno «está tranquilo» ante los recursos contra los indultos

Además Montero ha acusado a PP, Vox y Ciudadanos de querer dirimir las cuestiones políticas «en sede judicial» pasando «la patata caliente a los tribunales de Justicia», en alusión al recurso que han presentado al Tribunal Supremo contra los indultos a los condenados por el procés independentista.

«No podemos trasladar a la Justicia cuestiones que deben ser parte del diálogo político» sobre todo aquellas en las que el Gobierno tiene competencias exclusivas. Ha insistido Montero en que la medida de gracia «contribuye a la concordia, al diálogo y al mejor entendimiento de los catalanes con España». El Ejecutivo pide «confianza porque no hacer nada no es un opción». Es más, «no hacer nada nos ha traído hasta aquí, al referéndum, a la declaración unilateral de independencia, a la fuga de Puigdemont», mutualizando de nuevo las culpas de los sucedido en 2017.

Explica Montero que el Gobierno está tranquilo «porque Justicia ha trabajado de forma concienzuda. Se ha tomado varios días para sustanciar de manera correcta y rigurosa el porqué y motivación de estos indultos. Es la primera vez que un indulto se motiva» frente a formaciones que, «como el PP recurre a la judicialización cuando no está en condiciones de ganar los debates políticos o pierde».

La portavoz gubernamental ha asegurado desconocer las palabras del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reclamando que, en dos años, Pedro Sánchez debe reconocer a Euskadi y Cataluña «como naciones», aunque sí ha apelado a los márgenes de la Constitución como líneas rojas de la actuación del Gobierno.

Apenas dos horas ha durado el Consejo de Ministros extraordinario de hoy para aprobar el fin de las mascarillas al aire libre y la bajada del IVA de la luz del 21 al 10 por ciento. Esta vez no han pedido la palabra todos los ministros como el martes pasado, para apoyar la medida de gracia a los dirigentes independentistas, ya excarcelados. El temor a una remodelación del Gobierno dispara las lealtades.

Te puede interesar

Comentar ()