España

Abascal advierte a Casado que pedir elecciones "no es suficiente" e insiste en que presente una moción de censura

EFE

«Es su responsabilidad». La aprobación de los indultos y la «traición» que, en boca del líder de Vox, Santiago Abascal, ha perpetrado Sánchez contra España tiene una segunda lectura: la batalla que se está librando en el arco parlamentario de la derecha por ejercer una oposición contundente contra el Gobierno «ilegítimo» de PSOE y Podemos. Tanto es así que Abascal ha querido dedicar una parte de la intervención a presionar a Pablo Casado para que el PP presente una segunda moción de censura contra Pedro Sánchez, porque «es su responsabilidad».

«Con pedir elecciones no es suficiente, señor Casado», afeaba el dirigente de Vox, haciendo referencia a las últimas palabras del jefe de la oposición en su intervención durante la sesión extraordinaria de este miércoles, en la que ha vuelto a pedir a Sánchez que «dimita, disuelva el Parlamento y convoque elecciones». «Nosotros les apoyaremos sin reproches», adelantaba Abascal, que ha censurado que los populares hayan «dicho tan rápido que no» cuando comenzó a sonar el río de la moción la pasada semana, cuando diferentes portavoces de Vox dejaron en el aire la necesidad de que sea el PP el que encabece otra iniciativa de estas características contra el Gobierno a la vuelta de las vacaciones de verano. «Sabemos que puede llevar tiempo, sabemos que no es fácil (…) Pero es su responsabilidad, señor Casado, tratar de conseguir los apoyos necesarios», insistía.

Por el momento, la de la moción de censura es una puerta cerrada en la sede de Génova. Fuentes del partido aseguran que encabezar una iniciativa de estas características sólo serviría para «legitimar el fracaso» de la que presentó Vox el pasado mes de octubre, y que contó con el voto en contra de toda la Cámara. Esta vez, una moción del PP contaría, de entrada, con más apoyo parlamentario después de que Vox y Ciudadanos hayan anunciado a bombo y platillo que votarían a favor. Pero sería, a todas luces, insuficiente por la mayoría que conserva Sánchez en el Congreso de los Diputados, más tras atar en corto el apoyo de las fuerzas nacionalistas catalanas.

La última moción de censura que se presentó en el Congreso de los Diputados más que como un plebiscito contra Sánchez sirvió para consumar una ruptura de puentes definitiva en la derecha, entre Casado y Abascal. El jefe de la oposición acusó al líder de Vox de presentar una moción no para desestabilizar al jefe del Ejecutivo, sino para desgastarle a él mismo, y esta es la misma línea que ahora atisban en el principal partido de la oposición. Una moción de censura que terminará en fracaso «sólo reforzará a Sánchez», una tesis que se defendió en octubre y que vuelve a subrayarse ahora entre las filas populares.

Te puede interesar

Comentar ()