España | País Vasco

"Algunos quieren hacer guetos. El acoso y el asesinato aquí ya lo hemos vivido"

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, se refiere por primera vez a las amenazas de muerte sufridas por su hijo y asegura que demuestran que la "convivencia aún es frágil" en Euskadi gracias a que "hay quienes ven que sus 'jefes' no condenan".

El presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz. Mikel Segovia

El presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, se ha referido hoy por primera vez a los insultos y amenazas de muerte sufridas por su hijo Mikel durante la celebración de un partido en Gernika. El líder popular ha señalado que «algunos quieren hacer guetos en esta sociedad» y ha recordado que «ya hemos vivido en esta tierra el acoso y el asesinato, esto se tiene que acabar».

Iturgaiz se ha mostrado «orgulloso» de la reacción de su hijo pidiendo respeto y denunciando públicamente «esta actuación de intolerancia y odio»: «No debe volver a pasar ni con políticos, ni con familiares de políticos, ni con la Ertzaintza, ni con sedes de partidos». Ha asegurado que este tipo de episodios demuestran que en el País Vasco la convivencia «es aún frágil» y perviven comportamientos incompatibles con «una sociedad libre y una democracia».

La agresión sufrida el pasado sábado por Mikel Iturgaiz se suma a la padecida recientemente por un exconcejal del PP en Vitoria, Iñaki García Calvo, a quien un grupo de jóvenes agredió mientras se encontraba con unos amigos en una zona de copas de la capital alavesa.

Iturgaiz ha asegurado que los insultos sufridos por su hijo fueron una acción premeditada y organizada, «empezaron ya desde antes del partido, sabían a por quien iban», y protagonizada por un grupo muy joven de aficionados: «Que una generación tan joven tenga inoculado ese odio me preocupa mucho. Es ese odio el que te lleva a amenazar, a agredir a alguien por ser el ‘hijo de’, a la Ertzaintza, a las sedes de los partidos. Esos radicales lo hacen porque ven que hay quien, como Bildu, no condena. Por eso se jactan de hacerlo, al ver que sus jefes no lo condenan. Algunos siguen con los tics del pasado».

Sin apoyo de Bildu

A lo largo del encuentro que el equipo de Mikel Iturgaiz, el Askartza Claret, disputaba contra el Gernika Sporting -en la final de Preferente-, los insultos por parte de un sector del público fueron en aumento. Tal y como recogió el acta arbitral, los insultos y amenazas que se escucharon fueron «te vamos a quemar vivo con tu puto padre», «fascista» o «fachita de mierda te vamos a matar».

El líder del PP vasco ha agradecido el comportamiento de los compañeros de su hijo, de los jugadores del equipo rival y del trío arbitral que salieron en apoyo de Mikel. También las muestras de apoyo de la mayor parte de la clase política vasca, a excepción de EH Bildu, de cuyo entorno ha asegurado que no ha recibido ningún apoyo.

El presidente de los populares en Euskadi ha realizado estas manifestaciones durante una comparecencia ante los medios en la que se ha referido al nuevo impulso que el nacionalismo ha dado a la aspiración de un nuevo estatus político para Euskadi. Ha asegurado que el PNV y Bildu quieren aprovecharse de la debilidad de Pedro Sánchez para «hacer volar, cargarse el estatuto de Gernika y avanzar, como piden los radicales, hacia un referéndum y la independencia». Considera que se van a aprovechar de la fragilidad del presidente del Gobierno «que dará cualquier cosa con tal de seguir un día más en La Moncloa».

Mesa de diálogo en Euskadi

Para Iturgaiz se ha puesto en marcha en el País Vasco un proceso que tendrá los mismos mimbres que ya están planteados en Cataluña. «Han comenzado por acercar a los presos y luego vendrá la mesa de diáĺogo en Euskadi y el referéndum». En su opinión, el encaje territorial que se plantea por el nacionalismo vasco supone no sólo una ruptura con España sino «entre vascos»: «Pido al PNV que no caiga en la radicalidad de Bildu».

Para el PP el único marco de convivencia posible es el Estatuto de Gernika. Ha lamentado que las formaciones de Otegi y Ortuzar quieran formar parte en la «carrera de relevos» soberanista iniciada dede hace años en España: «Comenzó con el ‘Plan Ibarretxe’, que dio el testigo al procés catalán y ahora lo toma el nuevo estatus vasco».

Iturgaiz ha defendido que la única nación que existe en el Estado es la española y el resto son «comunidades autónomas». Ha reclamado al PSE que «no se esconda» y no permanezca callado en estos momentos ante los objetivos de su socio de Gobierno, «se lo tienen que dejar claro al lehendakari».

Te puede interesar

Comentar ()