Cataluña | España

Una semana para poner a prueba el diálogo Gobierno-Generalitat

Reunión en Moncloa entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès.

Reunión en Moncloa entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès. EFE

El calendario político pondrá a prueba en los próximos diez días la voluntad de diálogo entre Gobierno y Generalitat. La previa la marcarán el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y la Conferencia de Presidentes, a la que Pere Aragonès ha anunciado ya que no piensa asistir. Y el plato fuerte, antes de vacaciones, será la reunión de la Comisión Bilateral, que el Govern no ha permitido posponer a septiembre.

Tres citas con las que el ejecutivo catalán quiere conservar el protagonismo en el debate territorial y demostrar por la vía de los hechos que lo suyo son las relaciones bilaterales. Si Pedro Sánchez confiaba en diluir el debate sobre Cataluña con la crisis de Gobierno y el desplazamiento de Miquel Iceta a Cultura, el Govern dejará claro con sus ausencias que no está dispuesto a ser tratado como una autonomía más.

Plantón en Salamanca

El próximo viernes, Pedro Sánchez reunirá en Salamanca a los presidentes autonómicos con la ausencia ya anunciada de Aragonès. El catalán argumentó este miércoles en el Parlament que la reunión no tiene orden del día ni previsión de reuniones previas de trabajo para concluir que «tiene mucho trabajo» para ir a «hacerse una foto».

Su predecesor, Quim Torra, ya plantó hace un año a Sánchez en La Rioja, argumentando en esa ocasión que se trataba de un encuentro pensado para «blanquear» a la monarquía, tras la huida de Juan Carlos I a Emiratos Árabes. Esta vez, sin embargo, Aragonès rebaja un punto la gesticulación, asegurando que la Generalitat no da portazo sistemático a los encuentros multilaterales, aunque insiste en que lo suyo es la relación bilateral con el Gobierno.

«El Govern da prioridad a las relaciones bilaterales con el Estado» señalaba en respuesta a las quejas del socialista Salvador Illa por el plantón. «A los órganos multilaterales, si se va a trabajar con capacidad de codecisión, iremos, si es para hacernos una foto tenemos mucho trabajo».

Posible regreso al CPFF

Una respuesta que Illa tachó de «falta de respeto a los miembros de CCAA que sí van al CPFF. No sé a qué va usted a los organismos multilaterales, los demás van a trabajar». Tras la pregunta del socialista emergen nuevas discrepancias en el seno del gobierno catalán sobre la oportunidad de asistir a la reunión que el ministerio de Hacienda debe confirmar en los próximos días.

Todas las comunidades presionan al ministerio que dirige María Jesús Montero para que reúna el Consejo este julio, como es habitual, con la reforma del sistema de financiación autonómica sobre la mesa. Una cita que en opinión del consejero de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, Cataluña no debería perderse.

«Tenemos que intentar estar en todos los foros en los que podamos mejorar las condiciones fiscales y financieras de ciudadanos, yo intentaré estar pero es decisión del Govern» argumentaba Giró esta semana, dejando entrever que no todos el en ejecutivo catalán comparten la misma opinión. Giró quiere estar en una mesa en la que se debatirá, además, el reparto de los 13.500 millones de euros que el Gobierno prometió transferir a las comunidades.

13.500 millones en juego

Pero el plantón a la Conferencia de Presidentes dificulta el regreso de Cataluña a este foro, que el ex consejero Andreu Mas Colell abandonó durante el último gobierno de Artur Mas. Desde entonces, con Oriol Junqueras y Pere Aragonès al frente de Economía, la Generalitat no ha vuelto al CPFF más que con representantes de menor nivel.

CPFF, que lleva años aplazando la «urgente» renovación del sistema de financiación de las autonomías, para decidir sobre el reparto de los 13.500 millones que el gobierno se comprometió a transferir a las comunidades. Parece que será en función de la población, y País Vasco ya ha anunciado su intención de no acudir.

En la reunión, se abordarán otras cuestiones de interés relacionadas con las finanzas autonómicas, como los objetivos de déficit o la liquidación que Hacienda tiene que comunicar a cada región. Previsiblemente, en 2022, las autonomías deberán devolver en torno a 3.000 millones de euros correspondientes al año 2020.

La Bilateral, prioridad del Gobierno

Al margen de encuentros multilaterales, Gobierno y Generalitat dan prioridad a la Comisión Bilateral. El ámbito «donde se tratan las cuestiones importantes» según la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, que recién aterrizada en el cargo ha querido dejar claro que éste es el ámbito en el que se producirán los avances, si los hay, en la relación con la Generalitat.  

La Bilateral debe permitir para el Gobierno «recuperar el tiempo perdido» tras una década de procés independentista que no ha servido para abordar aquellas cuestiones que «importan a la ciudadanía». La Generalitat ve este encuentro como un escenario perfecto para cerrar carpetas que no quiere que se trasladen a la Mesa de Diálogo del próximo septiembre. Las «cuestiones del día a día» que van desde el cumplimiento de inversiones en infraestructuras, al traspaso de becas incluidas en los 40 puntos que Pedro Sánchez presentó en su momento como propuesta en la primera reunión de la mesa celebrada con Torra.

Para ERC, el encuentro debe servir además para mostrar los réditos de su apoyo a los Presupuestos Generales. Un acuerdo que incluía una comisión de seguimiento sobre la ejecución de las inversiones comprometidas que nunca se ha reunido. En este contexto, la republicana Laura Vilagrà, consejera de Presidencia, fue contundente tras la crisis de Gobierno advirtiendo de que el cambio de titularidad en Política Territorial no podía servir para posponer la reunión a después de verano.

Reunión tres años después

«Los compromisos están para cumplirlos, si Aragonés y Sánchez acordaron una reunión de la bilateral, se tiene que celebrar» repetía Vilagrà tras la crisis de Gobierno. Una urgencia a la que intentó resistirse Rodríguez, que finalmente ha mantenido la agenda, aunque posponiendo el encuentro a la Conferencia de Presidentes. El encuentro se celebrará el 2 de agosto, tres años después de la última Bilateral, el 1 de agosto de 2018.

El orden del día sigue sin cerrarse, reconocen fuentes de Presidencia de la Generalitat. El borrador trabajado con el equipo de Iceta recogía prácticamente todos los temas pendientes, desde las becas a las inversiones, pasando por la educación o la defensa del catalán. Ahora, apuntan, se centrarán en «los temas más maduros», a la espera de seguir cerrando carpetas en un nuevo encuentro tras la reunión de la mesa de diálogo, prevista para la tercera semana de septiembre.

Te puede interesar

Comentar ()