Política

Torra y Urkullu confirman el plantón a Pedro Sánchez en la Conferencia de Presidentes de La Rioja

El presidente de la Generalitat alega la presencia del Rey para rechazar participar en la reunión convocada para analizar la crisis sanitaria

logo
Torra y Urkullu confirman el plantón a Pedro Sánchez en la Conferencia de Presidentes de La Rioja

Quim Torra. EP

Resumen:

Ni el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ni el lendakari Iñigo Urkullu asistirán a la Conferencia de Presidentes convocada este viernes por Pedro Sánchez en La Rioja. Así lo ha confirmado hoy ambos presidentes autonómicos. Torra lo ha confirmado hoy en una misiva remitida hoy a la Moncloa -y a la prensa- en la que recrimina al presidente del Gobierno la participación de Felipe VI en la reunión. Urkullu lo anunció ya el viernes pasado, y hoy se lo ha confirmado a la ministra de Exteriores, Arantxa González Laya, de visita en Euskadi.

«No compartimos que se utilice una cuestión tan importante y grave como la crisis sanitaria y económica provocada por el Coronavirus para implicar a la Casa Real, que hoy está más cuestionada que nunca. Torra apunta además a la falta de un orden del día ni documentos preparatorios del encuentro para alegar que se trata de una convocatoria a priori poco productiva.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

El presidente catalán critica además que el Gobierno no haya respondido a las peticiones de fondos de la Generalitat, como la petición de acceder a un crédito MEDE de 5.000 millones -una petición rechazada además por el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés-.

Por último, Torra se refiere a la situación sanitaria en Barcelona, centro del principal rebrote del coronavirus en Cataluña, para argumentar que no es conveniente que salga de la capital catalana tras haber pedido a sus vecinos que restrinjan la movilidad.

Aviso de Torra y Urkullu

Pedro Sánchez anunció la semana pasada la convocatoria de la Conferencia de Presidentes para analizar la situación sanitaria, seis semanas después de concluir el estado de alarma y de que las comunidades asumieran el control total de la gestión de la pandemia en sus respectivos territorios. Una convocatoria a la que el lendakari Iñigo Urkullu respondió prácticamente de inmediato que no pensaba atender hasta que el Gobierno no atienda sus exigencias económicas.

Torra no fue tan radical, pero se escudó en el fuerte rebrote del coronavirus en Barcelona y su entorno para proponer una asistencia telemática al encuentro. El presidente catalán reclamó además a Sánchez que Gobierno y Generalitat preparan previamente los temas a debatir en el encuentro, y delegó para ello en la portavoz Meritxell Budó y el vicepresidente Pere Aragonés.

Pero Sánchez respondió ayer a ambos presidentes autonómicos insistiendo en la necesidad de una asistencia presencial. En su misiva, el presidente del Gobierno apuntaba a la gravedad de la situación sanitaria y económica para pedir a ambos presidentes autonómicos que cedan en sus pretensiones de forma infructuosa.

Cs y PSC denuncian las «excusas» de Torra

El presidente catalán propone a Sánchez ahora una reunión bilateral y telemática entre Gobierno y Generalitat la próxima semana para tratar los mismos temas que Sánchez debatirá el viernes con el resto de los presidentes autonómicos. Un argumento que ha sido tachado de burda excusa por los dos prinicpales partidos de la oposición en Cataluña, Cs y PSC.

El líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha advertido de que Torra «tiene la obligación de ir a hablar con Sánchez, y nosotros tenemos el derecho a que nos informe de lo que se habla en esa reunión». Carrizosa se ha dirigido al presidente catalán para que asista al encuentro en La Rioja y convoque la próxima semana a la oposición catalana para explicar su gestión de la pandemia.

El líder naranja ha tachado de «infumable» que Torra «discuta si hace una reunión bilateral o multilateral» o cuestione la falta de trabajos previos, como hace en su misiva a Sánchez. «Parece una excusa más para evitar ocupar la silla de los catalanes y responder ante el resto de colegas de la gestión que está haciendo, para esconder que su gestión es nula y solo sabe hablar de criticar al Rey y al Estado».

El socialista Miquel Iceta, por su parte, ha lamentado la decisión de Torra, que ha tachado de «equivocada». «La crisis del Covid-19 y el mejor aprovechamiento d elos fondos europeos exigen grandes acuerdos. No es momento de confrontar, sino de cooperar y defender mejor los intereses» catalanes, ha advertido.

Comentar ()