España

Sánchez prepara también cambios en la dirección de los Grupos Parlamentarios

Martínez Seijo y Leal , posibles recambios en el Congreso aunque se mantiene la incógnita de quién sustituirá a Lastra si se centra en el partido

Ander Gil y Adriana Lastra en una imagen de archivo EFE

Después de la profunda remodelación del Consejo de Ministros, al menos en el sector socialista del mismo que no en la cuota de Unidas Podemos, Pedro Sánchez tiene previsto acometer cambios profundos en su partido, coincidiendo con el 40 congreso federal del PSOE, y hasta en la dirección de los Grupos Parlamentarios.

De confirmarse los planes del líder socialista, a la más que probable salida de Adriana Lastra como portavoz de los socialistas en la Cámara Baja y azote de la oposición, y a la vacante que ha dejado Rafael Simancas en la secretaría general, le seguirá la configuración de una nueva dirección del Grupo en el Congreso.

Y los perfiles que se manejan en el PSOE siguen el mismo criterio del empleado por el líder socialista en su reciente crisis de Gobierno, esto es, mucho rostro femenino; apuesta, salvo excepciones, por una generación de socialistas que rebajan la edad media y, también, reconciliación con ese pasado del partido zapaterista en el que Sánchez y otros jóvenes de su generación política comenzaron a dar sus primeros pasos. Y entre los 120 diputados socialistas hay varios rostros que cumplen estas condiciones.

Nombres como el de Luz Martínez Seijo, actual secretaria de Educación y Universidades de Ferraz. Asimismo Isaura Leal, presidenta de la gestora de Madrid, suena como secretaria general en sustitución de Simancas.

La gran incógnita reside en quién estará pensando Sánchez como sustituto de la asturiana Lastra si finalmente, como todo apunta, se dedica en exclusiva al partido para ponerle a punto de cara a las elecciones de 2023, ya que además de autonómicas y locales tocarían generales en caso de agotar la legislatura.

Equilibrios territoriales

La dirección del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados la forman seis personas. A la portavoz, Adriana Lastra, le seguían en el escalafón Rafael Simancas como secretario general, ahora secretario de Estado de Relaciones con las Cortes bajo el mando de Félix Bolaños. Lo completan cuatro secretarios y portavoces adjuntos, el catalán y miembro del PSC José Zaragoza; el andaluz Felipe Sicilia, la castellonense Susana Ros y el gallego Guillermo Antonio Meijón. Lo habitual es mantener cierto equilibrio territorial en el que todos se sientan representados.

En el Senado pasa otro tanto de lo mismo. La salida de Ander Gil, nuevo presidente de la Cámara Alta desde la salida de Pilar Llop, ministra de Justicia tras la remodelación del día 10, deja vacante la portavocía, que no se cubrirá hasta que Sánchez encaje todas las piezas del gran sudoku en el que ha convertido el Gobierno, partido y Grupos Parlamentarios.

Después, las direcciones territoriales

Un gran proceso de renovación y cambio que también quiere trasladar a las organizaciones territoriales, que deberán celebrar sus respectivos congresos a partir del federal y antes del 19 de diciembre.

En este caso, la dirección del Grupo en el Senado supera con creces la media de edad de los 50 años que tiene ahora el Gobierno, aunque mantenía paridad de sexos contando a Gil. Queda descartado, por otro lado, que la andaluza Susana Díaz vaya a ocuparse de la portavocía tras haber sido elegida senadora por designación autonómica, contra ciertos rumores que apuntaban en ese sentido. Se le ha buscado, en todo caso, la presidencia de una comisión, en su caso, de la de Industria, Comercio y Turismo.

Te puede interesar

Comentar ()