España | Tribunales

El PP pretende descolocar al Gobierno con su oferta de renovación del TC

El líder de la oposición propone renovar el Alto Tribunal en un momento clave pues además de los cuatro magistrados que están de salida, el próximo año toca la elección de otros cuatro, dos a propuesta del Gobierno y otros dos, del CGPJ

Tribunal Constitucional. EFE

El líder de la oposición Pablo Casado ha llegado este miércoles a la sesión de control al Gobierno con una propuesta para renovar los órganos constitucionales vencidos bajo el brazo, excluyendo la del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que lleva bloqueado y en funciones desde finales de 2018 por la falta de acuerdo político entre Gobierno y Partido Popular.

El presidente del PP tiende la mano a Sánchez para llegar a un acuerdo de renovación del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo en un momento clave para el Alto Tribunal. Cuatro de sus magistrados (el presidente Juan José González Rivas, la vicepresidenta Encarnación Roca y los magistrados Andrés Ollero y Fernando Valdés) ya deberían haber sido reemplazados. Los acuerdos entre Gobierno y oposición que han estado a punto de llegar a buen puerto en varias ocasiones incluían el reparto -dos a dos- de la propuesta de este tercio de magistrados que está de salida.

Pero, en junio del año próximo, vence también el mandato de otro tercio del Alto Tribunal: los magistrados Antonio Narváez, Pedro González-Trevijano, Juan Antonio Xiol y Santiago Martínez-Vares. Los dos primeros deben ser renovados a propuesta del Gobierno y, los otros dos, del Consejo General del Poder Judicial. Si para entonces no ha habido acuerdo político de renovación del órgano de Gobierno de los jueces (como todo parece indicar) el equipo de Sánchez quedaría en una posición ventajosa respecto al PP en la propuesta de magistrados del órgano, puesto que el CGPJ continuará con la función de realizar nombramientos impedida mientras está en funciones a consecuencia de la reforma legal del Poder Judicial que aprobó el Congreso a propuesta de PSOE y Podemos recurrida por el PP ante el propio TC. De ahí que el ofrecimiento de Casado haya sorprendido por los pocos «beneficios» que podría sacar a medio plazo, según reconocen fuentes jurídicas y políticas consultadas.

Además, la propuesta de renovación llega también poco antes de que el tribunal de garantías aborde los recursos contra la sentencia del procés más relevantes, los del ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y la ex vicepresidenta del Parlament, Carme Forcadell, con mayoría de magistrados conservadores pudiendo decidir al respecto.

El Gobierno insiste en renovar todo el paquete

Tras el ofrecimiento de Casado, Sánchez ha contestado que «cumpla con toda la legalidad» y se avenga a renovar el CGPJ. Mientras el partido del Gobierno (PSOE) insiste en renovar el pack completo de los órganos con el mandato vencido, el PP se mantiene en dejar fuera al Consejo de jueces. Sólo accederán a renovarlo, insisten, si el PSOE se compromete a hacer una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para que sean los jueces quienes elijan a los vocales judiciales del órgano, algo que el partido del Gobierno nunca ha querido hacer.

En esta situación que sigue siendo un callejón sin salida, fuentes conocedoras de los nuevos contactos entre el ministro de Presidencia Félix Bolaños y el secretario general del PP Teodoro García Egea encuadran el paso del líder de la oposición en una jugada política para descolocar al Gobierno que siempre le acusa de bloquear la situación.

Según las citadas fuentes, próximas al PP, Casado es consciente de que el Gobierno no va a aceptar dejar al CGPJ fuera del acuerdo de renovación. Aún así, el líder popular habría decidido adelantarse esta vez y lanzar el órdago de que él sí está dispuesto a llegar a acuerdos sabiendo que existen más posibilidades de que la negociación sea más infructuosa que provechosa.

Te puede interesar

Comentar ()