España

La ley del cannabis de Errejón divide a la izquierda y enerva a Vox: "Quieren a los jóvenes drogados y atolondrados"

El PSOE contradice a Podemos y votará con PP y Vox en contra de la iniciativa de Más País

El líder de Más País, Íñigo Errejón.

El líder de Más País, Íñigo Errejón. Europa Press

La primera ley reguladora del cannabis ha llegado este martes al Congreso de los Diputados no sin polémica. La propuesta de Más País para establecer un marco legal al cultivo, comercialización y consumo de la marihuana ha dividido a los partidos de izquierda y ha enervado a algunas fuerzas de la oposición. La iniciativa aviva un debate abierto en España desde hace años, pero la negativa del PSOE a su toma en consideración -ha unido sus votos a los de PP y Vox- ha puesto punto y final a una tramitación parlamentaria que sí ha apoyado Unidas Podemos y los socios del Gobierno de coalición. La política hace extraños compañeros de cama, y a Bildu, JxCat, Compromís, Coalición Canaria o Nueva Canarias se ha unido Ciudadanos, que se posiciona a favor de la iniciativa. En suma, la votación se ha saldado con 263 ‘noes’ frente a 75 ‘síes’ y nueve abstenciones.

La propuesta del partido liderado por Íñigo Errejón ha llegado muerta al Congreso de los Diputados. Los votos de los socialistas, el grupo mayoritario de la Cámara, se estimaban necesarios para sacar adelante la iniciativa, pero el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, ya deslizaba horas antes del inicio del pleno que su partido votaría ‘no’ a la toma en consideración de la ley. El dirigente ha remitido el debate de la regularización del cannabis a la subcomisión creada para tal efecto en la Cámara Baja. «No vamos a participar en esta deriva por ver quién lidera o quién llega antes» porque «de lo que se trata es de legislar bien», avanzaba Gómez en rueda de prensa previa al inicio del pleno. La de Más País no es la primera propuesta para legalizar el uso recreativo y terapéutico de la marihuana, y tanto ERC como Unidas Podemos han presentado en el Congreso sus propias iniciativas al respecto.

En contra también se han posicionado tanto PP como Vox, aunque esta última fuerza ha criticado más enérgicamente la propuesta de Íñigo Errejón. Ha sido el portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha censurado que el Grupo Plural haya suplido su iniciativa sobre salud mental por otra sobre regularización de cannabis y ha cerrado la puerta a que sus 52 diputados apoyen una iniciativa que persigue «hacer de España un narcoestado». «Quieren a nuestros jóvenes drogados, atolondrados y carentes de criterio ante las dificultades que las políticas progres están suscitando en ellos» añadía.

Espinosa de los Monteros ha querido poner el foco también en los «efectos nocivos» del consumo de esta sustancia, unos síntomas que «quizá les suene a algunos por personas que hayan podido ver en esta institución», añadía. Por si fuera poco, Juan Luis Steegmann, el diputado encargado de defender en el Pleno la posición de Vox, ha finalizado su intervención con un chascarrillo que ha puesto en pie a su bancada, mientras Íñigo Errejón negaba con la cabeza. «Lo único que sacamos en claro de esta proposición de ley es que se va a rebautizar a Más País como ‘Más Hachís'», ironizaba el dirigente.

Por su parte, Ciudadanos ha votado esta vez con el bloque de la izquierda al considerar que, aunque «no hay que frivolizar con las drogas», el consumo de marihuana debe «partir del concepto de libertad». «Estamos a favor de la regulación y en contra de la prohibición», avanzaba el portavoz naranja, Edmundo Bal. Guillermo Díaz, el diputado encargado de defender la posición de Ciudadanos en el pleno del Congreso, ha criticado enérgicamente que la propuesta no salga adelante por el «avestrucismo imperante» en la política española. En esta misma línea se ha posicionado el líder de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que se ha mostrado confiado de «convencer» pronto a sus socios de Gobierno para avanzar en el camino de la regulación del cannabis.

La propuesta de Errejón: uso integral del cannabis

El principal motivo por el que el ala socialista del Gobierno se ha posicionado en contra de admitir a trámite la propuesta de Más País tiene que ver precisamente con el contenido de la norma: así, mientras el PSOE aboga por abordar primero la regularización del uso terapéutico del cannabis, la iniciativa de Íñigo Errejón plantea el uso integral de la sustancia, desde el consumo recreativo hasta el medicinal.

El marco regulatorio que tumbará hoy la Cámara Baja implicaba legalizar desde el cultivo de la planta, tanto para fines propios como para su comercialización, hasta el consumo medicinal y recreativo de cannabis en la vía pública, limitando su adquisición a mayores de 18 años, como sucede con el tabaco. De aprobarse esta ley, las personas podrían transportar la sustancia entre sus pertenencias «sin realizar ostentación» hasta 10 veces la cantidad necesaria para el consumo diario.

Además, la norma de Más País incluye el derecho de asociación para la plantación y el uso derivados de la planta para fines profesionales, si bien las tiendas de cultivo tendrían que darse de alta en el registro de Actividades Económicas y utilizar energías renovables para las plantaciones en interior. Respecto al uso medicinal, las personas dedicadas a tales fines deberían estar «legalmente habilitados» para su ejercicio. Respecto al ámbito recaudatorio, los de Íñigo Errejón proponen gravar el cannabis con la creación de un impuesto especial del que quedaría exento el uso medicinal de la planta y que regularía una ‘Agencia Estatal del Cannabis’ dependiente del Ministerio de Hacienda. La iniciativa no contempla promoción publicitaria para evitar la incitación al consumo.

Según informa Efe, Más País defiende que la regulación efectiva del cannabis en estos términos permitiría crear hasta 100.000 empleos directos, así como generar otros 3.100 millones en impuestos. La propuesta que comparten, aunque con matices, diferentes fuerzas de izquierda y a la que se resiste el PSOE serviría, a juicio de estas formaciones, para luchar de forma activa contra el narcotráfico y para que el comercio esté regularizado por el Estado y no por «criminales».

Te puede interesar

Comentar ()