España

El PP estudia sancionar a Cayetana Álvarez de Toledo por saltarse la disciplina de voto

La exportavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. EUROPA PRESS

La dirección del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados ha abierto un «procedimiento» para estudiar si sanciona o no a Cayetana Álvarez de Toledo por romper la disciplina de voto del partido en la renovación del Tribunal Constitucional, cuya votación se celebró la pasada semana -no sin polémica- en la Cámara Baja. La condición de voto secreto impidió al partido conocer si alguno de sus diputados se había saltado o no las directrices de la dirección popular, si bien Álvarez de Toledo reconoció su ‘voto en blanco’ en una entrevista para el diario El Mundo.

«Las reglas internas rigen para todo el mundo, independientemente de su nombre o de su apellido», ha ahondado la actual portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, que ha confirmado la activación de los mecanismos del partido para expedientar a la diputada por Barcelona. Aunque evitan concretar una fecha exacta, la dirección del grupo parlamentario se reunirá en los próximos días para fijar la posición del partido y el modo de proceder con Álvarez de Toledo. La apertura de expediente podría conllevar incluso una sanción económica, unas multa que la dirigente podría recurrir como han hecho otros diputados en su lugar cuando han recibido una sanción económica por los mismos motivos, según fuentes parlamentarias.

Tanto la entrevista como la publicación de su libro Políticamente indeseable ha levantado un enorme polvorín en las filas populares, hasta el punto de que destacados sectores del partido, entre ellos compañeros de bancada de Cayetana Álvarez de Toledo, exigen al partido que haga cumplir sus estatutos y no sólo sancione a la dirigente -las multas pueden llegar hasta los 700 euros- sino que valore los supuestos que contempla la normativa interna para casos de infracciones «graves» o «muy graves» como la que a su juicio a cometido Cayetana: la suspensión de su militancia en el partido.

Por el momento, y mientras se inician los trámites para valorar acciones contra la ruptura de la disciplina de voto, la dirección de Génova descarta abrir expediente por sus polémicas declaraciones, que en el partido enmarcan en la necesidad de la dirigente de «vender libros». En todo caso, la portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, ha calificado de «rotundamente falsas» las insinuaciones que Cayetana Álvarez de Toledo realiza tanto en la entrevista para el citado medio como en su libro, que se publica el próximo 18 de noviembre, tras sugerir que la dirección nacional estaría buscando presuntamente material «incriminatorio» para anular a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su pugna con Pablo Casado. «Estamos dedicados a los problemas de los españoles, que son muchos», zanjaba.

Te puede interesar

Comentar ()