España

Yolanda Díaz detalla sus viajes en avión oficial y deja sin coartada a Pedro Sánchez

La vicepresidenta segunda ha viajado en Falcon este año a Luxemburgo, Catania, Coimbra, Roma, Santander y Barcelona | El presidente del Gobierno se resiste a informar sobre sus desplazamientos con el argumento de que es "materia clasificada"

Yolanda Díaz y Pedro Sánchez, en una sesión de control al Gobierno en el Senado.

Yolanda Díaz y Pedro Sánchez, en una reciente sesión de control al Gobierno en el Senado. EP

La vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz no ha invocado límite alguno y ha detallado la relación de viajes que ha realizado en avión oficial en lo que va de año en el ejercicio de sus funciones como titular de Trabajo y Economía Social, lo que contrasta con el velo de opacidad que cubre los desplazamientos de Pedro Sánchez. Éste se resiste a proporcionar los datos con el argumento de que la divulgación de la información comprometería la seguridad nacional y la seguridad pública.

En respuesta a una solicitud de información tramitada a través del Portal de la Transparencia, la dirección del gabinete de la vicepresidenta segunda ha desvelado las fechas en las que la titular del departamento se ha subido a aeronaves del Estado para desplazarse a actos oficiales tanto en España como en el extranjero. Los traslados de las altas personalidades se llevan a cabo con los medios adscritos al Grupo 45 y al Ala 28 del Ejército del Aire.

Según se especifica en el listado, el primer desplazamiento tuvo lugar el pasado 13 de junio, fecha que coincide con la celebración de un Consejo de ministros europeos de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumo (EPSCO) en el centro de convenciones de la capital luxemburguesa. La agenda detalla también sendos encuentros con medios de comunicación.

La vicepresidenta Díaz volvió a subirse a un Falcon el 21 de junio. En esa ocasión, su destino era Catania (Sicilia, Italia) con motivo de la reunión conjunta de ministros de Trabajo, Empleo y Educación del G-20. La cumbre se celebraba los días 22 y 23 pero ella llegó con un día de antelación para reunirse con la embajadora de Sudáfrica en Italia.

Yolanda Díaz estaba aquellos días en el centro de la polémica al conocerse que la página oficial del Gobierno había modificado sus méritos académicos para describir como «cursos superiores y de posgrado» lo que hasta meses antes eran másteres en Relaciones Laborales; Derecho Urbanístico y Ordenación Territorial y Recursos Humanos. A 2.700 kilómetros de Madrid, el eco de las críticas llegaba mucho más atenuado.

Doble viaje a Catania

No fue el único aspecto controvertido de aquel viaje. Como informó Okdiario, un Falcon tuvo que desplazarse a la ciudad siciliana en la madrugada del 22 de junio para recoger a la ministra a fin de que ésta pudiera estar antes de las 9.30 horas en el complejo de La Moncloa para asistir a la reunión en la que el consejo de ministros concedió el indulto a los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo tras el juicio del procés. El avión partió a las 5.46 horas y llegó a Madrid a las 8.11 horas, según informó dicho periódico.

Terminada la sesión, Díaz embarcó a las 14.38 horas para llegar a Catania a las 16.48 horas e incorporarse a la reunión conjunta de ministros de Trabajo, Empleo y Educación del G-20, que había empezado a las 15 horas. La agenda de aquel día refleja que a las 17.10 horas tenía un encuentro con el ministro de Asuntos Sociales y Empleo de los Países Bajos, Wouter Koolmees.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

La relación de viajes de la vicepresidenta en avión oficial incluye también el realizado a Coimbra (Portugal) el pasado 8 de septiembre para asistir a la Cumbre Ibérica de Economía Social, donde se firmó el memorando de entendimiento entre España y el país luso. Fue justo un día antes de volar a Barcelona para visitar junto a la alcaldesa Ada Colau la zona de La Ricarda (El Prat), donde estaba proyectada la ampliación del aeropuerto. La visita tenía como objetivo escenificar la oposición al proyecto que impulsaba el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que renunció finalmente a ejecutarlo ante el rechazo mostrado por la Generalitat de Cataluña, Podemos y los Comunes.

Yolanda Díaz revela que ha viajado este año en avión oficial a Luxemburgo, Roma, Catania, Santander, Coimbra y Barcelona

Ha habido al menos tres desplazamientos más en aeronaves del Ejército, según la información aportada por Trabajo y Economía Social. Así, el 27 de septiembre se desplazó a Santander para reunirse con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y participar en el Centro Botín en la jornada ‘Diálogos sobre el futuro del trabajo’. El 15 de octubre voló nuevamente a Luxemburgo para asistir a una otra reunión del Consejo de Ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumo y, once días después, viajó a Roma con una triple convocatoria en su agenda: una reunión con el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales de la República de Italia (Andrea Orlando), una toma de contacto con el secretario general de la Confederazione Italiana del Lavoro (CGIL) y una visita a la Real Academia de España.

Trabajo y Economía Social ha facilitado el listado con los desplazamientos realizados por su titular en avión oficial sin invocar ningún límite de acceso a la información, lo que contrasta con la opacidad de la Presidencia del Gobierno cuando se le ha requerido información sobre los viajes en Falcon de Pedro Sánchez. Esa actitud no ha encontrado amparo ni en el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) ni en los tribunales de justicia.

El 22 de octubre de 2019, el CTBG estimó la reclamación que había presentado una ciudadana que había intentado conocer los medios de transporte oficiales utilizados por Sánchez entre el 1 de enero y el 20 de mayo de 2019 en sus viajes privados por España. Recurriendo al silencio administrativo, la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno ni le facilitó la información ni le proporcionó los informes justificativos de la necesidad de utilizar dichos medios, como subsidiariamente planteaba la petición.

Viajes «de conocimiento público»

Cuando la Abogacía del Estado recurrió dicha resolución, una de las razones esgrimidas era que facilitar los datos solicitados comprometería la seguridad nacional, por cuanto podría extraerse información con facilidad sobre las rutinas que sigue el presidente del Gobierno. Este argumento fue rechazado por el titular del Juzgado Central Contencioso-Administrativo 2, que no pasó por alto en su sentencia que los datos requeridos correspondían a hechos «ya acaecidos», que no se trataba de información clasificada y que muchos de los desplazamientos por los que se preguntaba eran «de conocimiento público» debido a la difusión que habían tenido en la prensa.

Tampoco respaldó esta razón la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional cuando, como adelantó el diario Abc, resolvió el recurso de apelación interpuesto por los servicios jurídicos del Estado al no haber logrado revocar la resolución de Transparencia en primera instancia. Ello le obligaba a detallar los desplazamientos, salvo si recurría al Tribunal Supremo.

Junto con la razón de la seguridad nacional, uno de los límites al derecho de acceso que prevé la Ley de transparencia en su artículo 14 siempre que se motive convenientemente, el Ejecutivo suele esgrimir otro factor para denegar la información acerca de los viajes de Pedro Sánchez en aviones oficiales: que los datos sobre movimientos de fuerzas, buques o aeronaves militares tienen la consideración de «materia clasificada».

Pedro Sánchez elude dar información sobre sus viajes en Falcon con el argumento de que es «materia clasificada»

Ésta es la explicación que ha recibido del Ejecutivo el grupo del PP en el Senado cuando ha formulado preguntas a fin de conocer desplazamientos concretos realizados por Sánchez en el Falcon y el gasto que ello ha supuesto para el erario. «Los costes operativos de la actividad de las aeronaves que forman parte del Grupo 45 y de los helicópteros de autoridades del Ala 28 se sufragan con cargo a las partidas presupuestarias destinadas al funcionamiento ordinario de las unidades, por lo que no es posible conocer el coste unitario de un viaje concreto del presidente del Gobierno», ha justificado.

La contestación es similar a la obtenida por el diputado del Grupo Mixto Pablo Cambronero tras preguntar al Ejecutivo -el pasado 15 de septiembre- cuál era su opinión acerca del uso de medios aéreos que estaban haciendo la vicepresidenta segunda y el resto de miembros del gabinete «sin que medie justa causa y sin prever medios menos onerosos y más respetuosos con el medio ambiente».

«¿Tiene previsto hacer público un listado con los vuelos que realizan los aviones civiles del Ejército del Aire para transportar a miembros del Gobierno, incluyendo aquellos vuelos que se realizan ‘de vacío’ para ir a recogerles?», planteaba Cambronero en su iniciativa, en velada alusión al viaje que tuvo que realizar el pasado mes de junio un Falcon a Catania para trasladar a Madrid a Yolanda Díaz y llevarla posteriormente a la ciudad siciliana.

«Máximo grado de protección»

«Tanto los informes sobre movimientos de aeronaves militares como los planes de protección de autoridades y pasajeros sometidas a la misma, y en concreto los informes y datos estadísticos sobre movimientos de fuerzas, buques o aeronaves militares, deben tratarse como materia clasificada con el máximo grado de protección», respondió el Ejecutivo. «Los vehículos asignados para los desplazamientos responden a criterios de seguridad», añadió.

El PP ha vuelto a la carga en el Congreso al presentar el pasado 16 de noviembre seis preguntas con ruego de respuesta escrita para conocer los motivos por los que Pedro Sánchez viajó en avión oficial a Málaga el día 7 de este mes y a Alicante justo una semana después, el consumo medio de combustible del Falcon y del helicóptero Superpuma que el jefe del Ejecutivo utiliza en sus desplazamientos, así como los trayectos, destinos y justificación de los viajes realizados por el presidente del Gobierno en medios aéreos del Ejército del Aire en 2021. Las respuestas se conocerán dentro de varias semanas, pero contestaciones anteriores permiten intuir cuál será el sentido.

Te puede interesar

Comentar ()