España

Los presidentes provinciales del PP andaluz se rebelan contra Juanma Moreno: "Con Ciudadanos, no"

Mientras la tensión crece en las estructuras territoriales, el 'barón' del PP en Andalucía tensa de nuevo la cuerda con Génova, que se opone frontalmente a explorar una coalición con Juan Marín en Andalucía

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (d) y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, (i).

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (d) y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, (i). EP

«Yo no le puedo negar que hay una buena sintonía entre las personas que formamos el Gobierno de PP y Ciudadanos. Ahora mismo estamos centrados única y exclusivamente en agotar el presente período de sesiones hasta que disolvamos el Parlamento. Ese será el momento en que se decida sobre esa cuestión». Con estas palabras, el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía y ‘hombre fuerte’ de Juanma Moreno en el ejecutivo de la región, Elías Bendodo, abrió la caja de los truenos este martes sobre la posibilidad de explorar una suma entre PP y Ciudadanos de cara a las próximas elecciones autonómicas, que podrían activarse antes de verano de 2022.

Las palabras de la mano derecha del barón andaluz, en línea con lo sugerido en los últimos días por Juan Marín sobre la necesidad de alumbrar una lista conjunta en Andalucía para doblegar a Vox y a la izquierda, ha colmado la paciencia de la dirección de Génova -que rechaza frontalmente la coalición con Cs- y ha desatado la «incredulidad» entre los presidentes provinciales del PP andaluz y otros cargos intermedios del partido en la región. «Es tan sencillo como decir: con Ciudadanos, no», zanjan.

En una ronda por varios medios de comunicación en los últimos días, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha hablado por boca de un silente Juanma Moreno para defender la premisa de que «ir en listas conjuntas podría significar mayoría absoluta» del centroderecha en la región, unas conversaciones que el dirigente de Ciudadanos defiende que se han producido frente a la discreción del PP andaluz y en contra del criterio de la dirección nacional de los populares, a la que acusa de «estar a otras cosas», en relación a la guerra que mantiene Génova con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Marín está convencido de que Moreno está abierto a debatir la fórmula de listas conjuntas que también apoya Arrimadas, una posibilidad a la que Elías Bendodo, del PP, abrió ayer mismo las puertas.

Buena parte de los presidentes provinciales del PP así como cargos intermedios del entramado popular andaluz se rebelan contra la pretensión de Juan Marín e instan a Juanma Moreno a zanjar «ya» el debate. Las fuentes consultadas se alinean sin fisuras con el criterio trazado por la dirección nacional del partido, al entender que un pacto de esas características con un Ciudadanos en horas bajas -que ya resultó un fracaso en el experimento vasco- es «un error» que «no nos aporta nada». «La gran mayoría no estamos por la labor de que haya listas conjuntas. Juanma es el mejor candidato, y el PP el mejor proyecto. Marín no nos suma nada. El presidente debería desmentir lo contrario», comenta el máximo dirigente de una organización provincial del PP en Andalucía.

Hay que trabajar por aglutinar el voto desde la base y en torno al PP. Y Ciudadanos no es una marca que nos sume»

«No necesitamos de ninguna coalición electoral en Andalucía, ¡si estamos rozando la mayoría absoluta!», manifiesta otro alto cargo del partido en la región, que agrega que la única fórmula que puede existir para integrar a Juan Marín es que éste renuncie a las siglas naranjas. «El PP es un partido de puertas abiertas y dispuesto a agrupar a aquellas personas capaces de sumar», añade. Se refiere esta fuente al rumor que corre por las filas populares de la región sobre la aún hipotética existencia de un ‘pacto oculto’ cerrado entre Elías Bendodo y Juan Marín para integrar a este último en las filas populares, una teoría que explicaría, en parte, los últimos movimientos de la cúpula directiva del PP andaluz.

«Hay que trabajar para aglutinar el voto desde la base y en torno al PP. Y Ciudadanos, con todos los respetos, no es una marca que nos sume», coincide un tercer presidente provincial del PP andaluz consultado por El Independiente, que desliza que la premisa general del partido en Andalucía es la de rechazar la pretensión de Ciudadanos de firmar una coalición con el PP en la región. Y «no se entiende que no se haya desmentido ya a Marín. La única instrucción oficial es la de defender que no es un tema que toque ahora», lamenta otro cargo autonómico.

Las fuentes consultadas coinciden también en otro punto, que no es otro que el de la existencia de una estrategia de presión desplegada por Ciudadanos para «sobrevivir» cuando las urnas se abran en Andalucía. Como publicó El Independiente, la dirección nacional del partido naranja vincula su supervivencia política a poder reeditar el pacto con Juanma Moreno en Andalucía, un éxito que, aseguran, insuflaría oxígeno a una formación malherida en las próximas generales. «Las próximas elecciones son más importantes de lo que parece, y sobre todo para Ciudadanos. Si se quedan fuera, es su fin. Si permitimos que confluyan con la marca del PP, se diluye su fracaso», analiza un diputado del PP andaluz.

«La última palabra es de Génova»

Mientras la tensión crece en las estructuras territoriales del PP, la dirección de Génova mantiene su rechazo frontal a explorar unas listas conjuntas con Ciudadanos en Andalucía, y recuerdan que es la cúpula nacional la que tiene «la última palabra» a la hora de aceptar o no coaliciones con otros partidos en unos comicios autonómicos, una prerrogativa que aparece recogida en el artículo 37 de los estatutos del PP: «La Junta Directiva Nacional será el órgano competente para aprobar las uniones, federaciones y coaliciones con otros partidos«.

Fuentes de Génova mantienen el rechazo que ya especificó en público el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, en una rueda de prensa con motivo de la celebración del Día de la Constitución. «Lo que tiene que hacer todo votante del centroderecha o descontento del PSOE es venir a la casa común, que es el PP (…). No hay otras vías«, manifestó, rechazando la mano tendida de Inés Arrimadas en este sentido. En Génova la puerta está completamente cerrada -se reafirman en que «la posición está marcada»- y descartan una insubordinación por parte de Juanma Moreno. Al menos, de momento.

Te puede interesar

Comentar ()